Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 10:59

Detienen a tres implicados en la quema de antenas en Yapacaní

Momento de la quema de antenas en Yapacaní. CAPTURA DE VIDEO
Momento de la quema de antenas en Yapacaní. CAPTURA DE VIDEO
Detienen a tres implicados en la quema de antenas en Yapacaní

Al menos tres personas fueron detenidas en por atacar antenas de telefonía, supuestamente por temor a que difundan la COVID-19 en redes 5-G, aunque el país carece de esta tecnología.

El director nacional de la Fuerza Espacial de Lucha contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, informó hoy que los aprehendidos están acusados de la destrucción de dos antenas en la localidad oriental de Yapacaní.

Rojas declaró a los medios que los detenidos fueron puestos a disposición judicial y se espera que en esta jornada una audiencia de medidas cautelares determine su situación procesal.

El mando policial indicó que pueden ser imputados por "un conjunto de delitos", entre los que citó deterioro de bienes del Estado, apología pública del delito y asociación delictuosa.

Los ataques se produjeron el pasado lunes en esta localidad de algo más de 31.000 habitantes, en la que desde hace días se reproducen incidentes con policías y militares desplegados en el lugar.

Varios miembros del Gobierno atribuyeron inicialmente los ataques a actos terroristas de los que responsabilizaron al Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, aunque el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, aseguró después que se deben a un temor infundado a que la tecnología 5-G propague el coronavirus, pese a que se ha informado a la población de que ni está implantada en el país ni expande virus.

Evo Morales, que está en Argentina, denunció en redes sociales el "terrorismo de Estado" que a su juicio "quiere aplicar en Bolivia" el Ejecutivo transitorio, al que acusó de culparle de todo lo malo que pasa en el país.

La pasada semana el Gobierno interino de Bolivia ya calificó como un "presunto atentado terrorista" un ataque a una torre de telecomunicaciones en la ciudad central de Cochabamba. 

La OMS informa de que los virus no se desplazan por ondas electromagnéticas ni redes de telefonía móvil, subrayando que la COVID-19 se propagó en numerosos países en los que no existe 5G.