Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Mendoza llegó a La Paz y Fiscalía pedirá su detención por dos delitos

APG
APG
Mendoza llegó a La Paz y Fiscalía pedirá su detención por dos delitos

El exlíder de la Confederación Universitaria Boliviana, Max Mendoza, llegó la noche de este sábado, a La Paz, trasladado por carretera desde la población de Sacaba, luego de haber sido aprehendido por una orden del Ministerio Público. En su primer contacto con la comisión de fiscales guardó silencio.

Mendoza llegó a las oficinas de la Fiscalía de La Paz para prestar declaraciones informativas en calidad de sindicado por los delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica, al haber ejercido cargos en el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), sin cumplir requisitos ni tener título profesional.

También tiene denuncias por uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, contratos lesivos al Estado, contribuciones y ventajas ilegítimas del servidor público, uso indebido de bienes y servicios públicos.

Se anticipó que la fiscalía paceña pedirá su detención preventiva para que enfrente no solamente esos cargos, sino otros que plantearon las cinco denuncias que fueron activadas por otras personas, ajenas al sistema universitario, excepto la reciente denuncia de la UMSA.

Mendoza fue aprehendido a dos días de que se realice el congreso de las universidades en la ciudad de Potosí, donde el ahora aprehendido debía asumir la representación de los estudiantes bajo el sistema de cogobierno docente-estudiantil que manejan el destino de las universidades públicas.

El rector de Pando, Franz Navia, confirmó que este congreso se realizará el lunes para realizar una profunda revisión del funcionamiento de la CEUB, tiempo de permanencia en las carreras y expulsión de docentes acusados de corrupción.

En torno a la detención de Mendoza dijo que era un clamor popular y constituye un antecedente para que estudiantes y catedráticos respeten la institucionalidad y se acaben los interinatos que data de hace cuatro años.

Este sábado, el abogado Víctor Hugo Chávez se han ratificado en su denuncia contra Max Mendoza con la advertencia que podía ampliar la misma hacia otras personas que actuaron de manera conjunta con el polémico dirigente de la CUB, quien permaneció casi 33 años como universitario con calificaciones de cero pero que, en su condición de dirigente, habría logrado recibir cerca de 1.8 millones de bolivianos.

No se descarta que la audiencia cautelar de Mendoza se realice este domingo y entre tanto pasará la noche en celdas policiales a la espera de sus medidas cautelares.