Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 15:01

En el MAS se acusan de nexos con el narco, violación y estafa

Una supuesta carta de agradecimiento del “Chapo del Cono Sur” por aportes desde 2014 deja roces entre el vicepresidente del partido, Gerardo García, y el diputado Rolando Cuéllar.
Rolando Cuéllar en la presentación de la carta y datos del  narcotraficante argentino. APG
Rolando Cuéllar en la presentación de la carta y datos del narcotraficante argentino. APG
En el MAS se acusan de nexos con el narco, violación y estafa

Militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) se encuentran enfrascados en denuncias de narcotráfico, violación y estafa. Los protagonistas son el diputado cruceño Rolando Cuéllar y el vicepresidente del partido azul, Gerardo García.

Las acusaciones del legislador, respaldadas en una carta de 2017 que expuso ayer, salpican al expresidente y líder del MAS, Evo Morales. 

Cuéllar explicó que en la misiva, fechada el 24 de enero de 2017, García agradece, a nombre de Morales, las contribuciones económicas que habría hecho a la campaña electoral del partido desde 2014 José Miguel Farfán, un narcotraficante argentino que se cambió de nombre a Miguel Ángel Salazar Yavi en Bolivia. Fue detenido en 2019 y entregado a su país de origen donde era buscado por tráfico de sustancias controladas, según ERBOL. 

Se lo calificó como el “Chapo del Cono Sur”.

Un reporte periodístico señala que el sujeto, en 1999 fue condenado a cinco años de cárcel por el Tribunal Oral de Salta por un negocio de 400 kilos de cocaína, reportó Brújula Digital. 

“De parte de nuestro presidente, hermano Evo Morales Ayma y la dirección nacional y todos sus dirigentes Del MAS-IPSP, agradecemos a nuestro hermano Miguel Ángel Salazar Yavi por las grandes contribuciones económicas que vienen realizando desde las elecciones del 2014 hasta el momento, porque gracias a sus generosas contribuciones pudimos solventar nuestras campañas en diferentes etapas electorales desde el 2014, y que todavía recibimos tan generosamente de su parte como un empresario prospero que contribuye al desarrollo de nuestra Bolivia”, dice la carta revelada por Cuéllar.  

En la misma carta, García le pediría al benefactor que siga con las colaboraciones que realizaba de manera mensual a la Dirección Nacional del MAS-IPSP. Además, le solicita una reunión y le expresa su predisposición para ayudarlo en lo que necesite.

El legislador aclaró que los delitos son personales y que García debe responder y ser expulsado del MAS porque esos aportes no llegaron a la campaña.

A su vez, pidió al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, y al de Justicia, Iván Lima, abrir de oficio una investigación y la aprehensión del vicepresidente.

García a tiempo de rechazar la denuncia recordó que no es la primera que lo acusan de narcotráfico, pero insta a que lo comprueben. Ve un montaje. 

“No tengo ningún temor, más al contrario yo también estoy recabando información de violación y estafa en Santa Cruz y hacer un proceso. Ya me ha colmado que siga acosando a todo el mundo sin ninguna prueba”, manifestó.