Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de febrero de 2023
  • Actualizado 11:56

"Estamos esperando todos los días que le otorguen sentencia de 30 años a ese señor (Camacho)"

El senador Leonardo Loza considera que las movilizaciones a favor del exlíder cívico son un "fracaso" y anuncia que están listos ante cualquier intento de "golpe". 

 

Leonardo Loza, senador del MAS./ NOÉ PORTUGAL
Leonardo Loza, senador del MAS./ NOÉ PORTUGAL
"Estamos esperando todos los días que le otorguen sentencia de 30 años a ese señor (Camacho)"

El senador por el Movimiento Al Socialismo Leonardo Loza calificó las movilizaciones en apoyo al gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, como meramente políticas y sin asidero alguno que únicamente buscan desestabilizar al Gobierno con un intento de "golpe de Estado", para el cual -sostuvo- "están preparadas personas tanto del campo como de la ciudad  para resistir y vencer".

Para Loza, la autoridad cruceña confesó por su "propia boca" haber participado en el supuesto golpe de 2019, lo que significaría que es directo responsable de las muertes suscitadas en el país.

"Ojalá la Justicia pueda acelerar. Nosotros estamos esperando todos los días que de una vez le otorguen sentencia de 30 años a ese señor", expresó.

El Gobernador de Santa Cruz cumple 12 días de prisión en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, en La Paz, acusado del delito de terrorismo por el caso denominado “Golpe de Estado I”, mientras que Santa Cruz mantiene la movilización permanente, con bloqueos en busca de la liberación de la autoridad.

Camacho fue aprehendido la tarde del 28 de diciembre pasado, a las 14:10, en un operativo en el que participaron policías de élite, quienes lo trasladaron hasta el aeropuerto de Viru Viru, desde donde lo llevaron a La Paz en un helicóptero.

La madrugada del viernes 30, un juez determinó enviarlo por cuatro meses al penal de Chonchocoro, donde permanece en medio de protestas de sus seguidores en Santa Cruz y de vigilias de organizaciones sociales afines al MAS que piden 30 años de cárcel por los hechos de noviembre de 2019.