Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de marzo de 2023
  • Actualizado 23:41

La hija de Áñez recibe un rosario de Keiko en Lima y la peruana le manda apoyo a Jeanine

La líder opositora peruana Keiko Fujimori le transmitió su respaldo a la exmandataria, condenada a 10 años de prisión.

Keiko Fujimori (i) y Carolina Ribera, hija de Jeanne Áñez. TWITTER
Keiko Fujimori (i) y Carolina Ribera, hija de Jeanne Áñez. TWITTER
La hija de Áñez recibe un rosario de Keiko en Lima y la peruana le manda apoyo a Jeanine

La líder opositora peruana Keiko Fujimori, quien perdió en las elecciones pasadas ante el maestro Pedro Castillo, se ha reunido en Lima, capital incaica, con Carolina Ribera, la hija de la expresidenta Jeanine Áñez. En el encuentro, le transmitió su apoyo a la exmandataria, condenada a 10 años de prisión por el caso "Golpe de Estado II".

"Los demócratas debemos levantar nuestra voz de protesta por su arbitrario encarcelamiento y dejar en claro que la justicia no puede ser utilizada como medio de venganzas políticas", ha aseverado Fujimori en su perfil de Twitter.

En dicha publicación, la opositora peruana ha trasladado su solidaridad a la familia de Áñez, y ha compartido una fotografía en la que hace entrega de un crucifijo a Ribera, quien ha asegurado que "llegará a las manos" de su madre. El rosario es del Señor de los Milagros.

Por su parte, la hija de Jeanine ha empleado la misma vía para señalar que le llevará a su madre las palabras de apoyo de Fujimori.

"Seguiremos luchando por la democracia y la libertad para que nadie nunca vuelva a pasar por lo que hoy están pasando nuestras familias", ha dicho.

Ribera se encuentra estos días en Lima, una visita que se produce en las mismas fechas en las que la capital peruana acoge la 52ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, una cita que la hija de Áñez ha aprovechado para dar a conocer la situación que atraviesa su madre y el resto de supuestos "presos políticos" de Bolivia.

Jeanine --en prisión preventiva desde marzo de 2021-- está acusada en el marco de lo acontecido en noviembre de 2019, cuando el entonces presidente Evo Morales abandonó el cargo. Dos días después, la propia Áñez, entonces senadora, resolvió asumir la Presidencia de Bolivia.

Ya a mediados del pasado junio, fue sentenciada a 10 años de prisión por el 'Golpe de Estado II', uno de los casos que tiene abiertos en su contra por lo ocurrido en 2019, y en el que se le acusaba de actuar contra la Constitución boliviana al autoproclamarse presidenta.