Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 21:49

Jhonny Fernández culpa a Camacho por el ataque a su casa y "por lo que le pase a su familia"

El Alcalde de Santa Cruz no titubeó en el momento de identificar al presunto "incitador", según él, de la arremetida con petardos que sufrió su domicilio, en Santa Cruz. "Luis Fernando, vas a ser culpable de lo que está pasando", le dijo, directamente, al Gobernador.
El alcalde Jhonny Fernández, junto a su hija, que está embarazada.
El alcalde Jhonny Fernández, junto a su hija, que está embarazada.
Jhonny Fernández culpa a Camacho por el ataque a su casa y "por lo que le pase a su familia"

Jhonny Fernández ha sido determinante en su acusación. Responsabilizó, de forma directa, al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando, Camacho, por el ataque con petardos "de alta potencia" contra su vivienda, situada en el barrio Las Palmas, de Santa Cruz.

Tras una serie de imágenes que fue compartida este lunes en redes sociales y también por medios de comunicación, el Burgomaestre cruceño -quien se ha opuesto al desarrollo del paro cívico de 48 horas- identificó a Camacho como supuesto "incitador" de la arremetida.

"Primero, quiero denunciar a todo el pueblo boliviano, al pueblo cruceño, que nuestro domicilio ha sido atacado vilmente con petardos de alta potencia dirigidos adentro de la casa por grupos mandados por Luis Fernando Camacho, a destruir y dañar la integridad física y material de mi domicilio. Segundo, está mi hija. Tiene seis meses de gestación. Luis Fernando, vas a ser culpable de lo que está pasando. Hay una niña de 10 meses que está en shock. Es mi nieta. No hemos mandado a nadie. Estamos aquí, en nuestro hogar. Ellos vinieron a nuestra casa a atacarme. Si algo les pasa a los niños, si algo le pasa a mi hija que tiene seis meses de gestación, ustedes serán culpables", acusó el Alcalde.

Pidió que paren la violencia". "No es así como se debe presionar ni tampoco asustar, amedrentar al pueblo. Aprendan a dialogar".

Fernández es uno de los actores políticos que no comulga con el paro cívico dispuesto para hoy y mañana en el oriente. La medida de presión ha sido impulsada por la Comisión Interinstitucional por el Censo de Santa Cruz, que exige que el censo se concrete en 2023 y no en 2024, como convino el Consejo Nacional de Autonomías.