Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:29

Bochorno: Camacho brinda informe de 100 días y asambleístas gritan "golpista" y "fraude"

Cuando el Gobernador realizaba un repaso por su trabajo y recordaba los hechos de 2019, asambleístas de oposición y del oficialismo se enfrascaron en una riña verbal.

Asambleístas muestran carteles mientras el gobernador Luis Fernando Camacho da su informe. CAPTURA
Asambleístas muestran carteles mientras el gobernador Luis Fernando Camacho da su informe. Captura
Bochorno: Camacho brinda informe de 100 días y asambleístas gritan "golpista" y "fraude"

El informe que brindaba el gobernador del departamento de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, por sus 100 días de gestión en la Asamblea Legislativa Departamental, fue empañado por gritos de “golpe”, "golpista" y “fraude”. Las voces provinieron del oficialismo y la oposición.

"No aceptaremos ni bajaremos la cabeza frente a la Justicia, no vamos a arrodillarnos ante la sed de revancha de algunos dirigentes masistas. Aquellos que defienden a un cobarde son los que están en contra de la democracia. Queremos que nos dejen trabajar. Si no lo hacen, tendremos que luchar por nuestra dignidad. Dios bendiga a Santa Cruz, Dios bendiga a Bolivia", dijo Camacho, sentado frente a los asambleístas.

De inmediato, se empezaron a escuchar las voces en contra y a favor de su trabajo. La reacción se dio luego de que la autoridad  mencionara la crisis de octubre y noviembre de 2019 en el país, cuando se desataron protestas de los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Nosotros hemos respetado la democracia de las urnas que le dio el triunfo al MAS, del mismo modo, exigimos que se respete a los ciudadanos que en octubre y en noviembre se levantaron contra el fraude y defendieron la democracia. No aceptaremos ni bajaremos la cabeza frente a la justicia”, dijo Camacho.

La bancada de Creemos salió en defensa de Camacho y arengó “fraude”. El titular del ente deliberante cruceño, Zvonko Matkovic, en varias ocasiones intentó poner orden en la sesión y calmar los ánimos de sus colegas.

“Aquellos que defienden a un cobarde que huyó son aquellos que están en contra de la democracia. Queremos que nos dejen trabajar y producir, si no lo hacen, tendremos que luchar por nuestra dignidad y por el respeto de nuestro departamento”, añadió Camacho.

Una vez concluida la sesión, los gritos e insultos entre asambleístas de Creemos y el MAS continuaron.  

Este hecho se registro luego que durante la Sesión de Honor de la Asamblea Legislativa Plurinacional del 6 de agosto en La Paz, el presidente Luis Arce haya atravesado similar incidente tras haber mencionado la crisis de 2019.