Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:41

Incendios: “mamás se echan sobre sus crías para protegerlas”

Anahi Paravicini, voluntaria del equipo de bomberos Quebracho, relata el escenario desolador en medio de los incendios en el oriente del país.
Bomberos voluntarios descansando en medio de las labores de mitigación del fuego. ANAHI PARAVICINI
Bomberos voluntarios descansando en medio de las labores de mitigación del fuego. ANAHI PARAVICINI
Incendios: “mamás se echan sobre sus crías para protegerlas”

"Es un escenario muy triste. Las madres, cuando ya no hay salida, solo buscan proteger a sus crías, se echan sobre ellos para protegerlos lo más que pueden. Dan su vida por sus bebés", es parte del relato de Anahí Paravicini, voluntaria del equipo de bomberos Quebracho, después de haber batallado contra el fuego durante 12 días en la localidad cruceña de Chochís.

De no haber sido por las lluvias que ayudaron significativamente en la reducción de los numerosos focos de calor, que arrasaron miles de hectáreas de bosque y hogares de numerosos animales de la zona, el equipo de bomberos voluntarios y comunarios continuarían luchando contra las llamas hasta el cansancio.

"No se puede evitar sentir tanta impotencia cuando te topas con los animales que sufren los terribles efectos de los incendios, es su hogar el que se pierde, es toda su vida. Es también cuestión de fortalecer esa parte en nosotros cuando llegamos a una zona de peligro con todas el contingente", indica desde su experiencia.

El equipo de bomberos voluntarios Quebracho, permaneció en la localidad de Chochís, perteneciente al municipio cruceño de Roboré, un total de 12 días, sin descanso y alimentados por la caridad y gratitud de los comunarios, de los cuales muchos son de escasos recursos, pero "grandes en corazón y solidaridad".

COMUNARIOS

El contingente que se logró armar junto con los comunarios de la localidad sobrepasó la veintena de personas que, aunque carecían de equipos especializados para adentrarse en las zonas complicadas, son los más indicados para asentarse en puntos de difícil acceso.

"Las mujeres de la comunidad se despertaban temprano a prepararnos el desayuno, almuerzo y cena. Ha sido increíble y muy gratificante ver la solidaridad de las personas del lugar, tanto para ayudarnos como para alimentarnos", añade.

HÁBITAT ANIMAL

"Una de las falencias es no tener equipo de apoyo de rescate animal. Nosotros tenemos una capacitación de apoyo rápido, para detectar la vulnerabilidad de los animales encontrados en este estado. Hemos encontrado animales ya muertos. No hemos podido rescatar a alguno como tal y no habían brigadas de rescate en ese sector porque, paralelamente, habían incendios en Charagua, en San Matías, en los que estaban trabajando estos pocos grupos que hay para poder hacer rescate de fauna silvestre", lamenta.

Si bien los contingentes policiales y militares que se prestan a asistir en las labores de mitigación de fuego suman algunos centenares de efectivos, las hectáreas arrasadas y en peligro son miles "y realmente no hay manos ni equipos que alcancen".

Por este motivo, los bomberos acuden con lo esencial que, dependiendo de la gravedad de los hallazgos, deben compartir con las personas o animales heridos que podrían encontrarse en el camino, quemados y severamente lastimados.

"Lo ideal es que, después de apagar el fuego y que se haya enfriado el área, proceda otro equipo de rescate animal a realizar un rastrillaje para detectar  el bienestar de las especies que habitan en el lugar", agrega.

Paravicini relata que, aunque en esta ocasión no se atendieron muchos casos de animales heridos, sí se hallaron muchos muertos.

QUEMADURAS

En esta oportunidad, el equipo de bomberos Quebracho pudo atender a Rafael Mendoza, un adulto mayor de 70 años, que sufrió severas quemaduras en ambos brazos al intentar salvar algunas de sus pocas pertenencias y a sus animales.

El equipo Quebracho se unió a estas labores en Chochís el 17 de agosto. Para entonces el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (SATIF) reportó que Santa Cruz se encuentra en riesgo extremo de ocurrencia de incendios forestales en un 73%, según informó El Deber.

Los voluntarios son David Castedo, Jorge Ochoa, Gabriela Méndez, Rominna Roca, Marco Monasterio, Álvaro Mendez, Alejandro Sandoval, Carlos Vacaflor, Yturbide Agustín, Sofía Bello, Anahi Paravicini, Luis Fernando Velasco, José María Velasco, Peter Arnez y Edson Sánchez. La mayoría de ellos entre los 25 y 35 años, con familias y distintas ocupaciones que se ven obligados a abandonar ante las emergencias, sobre todo en época de incendios.

Los bomberos voluntarios se ven obligados a recaudar fondos por su propia cuenta, con rifas, sorteos, ventas de comida y souvenirs, toda vez que no reciben apoyo directo pr parte de las autoridades para la compra de sus herramientas.

Para el 18 de agosto, el SATIF los focos de quema en todo Santa Cruz sumaban 72. “En lo que va del mes ya se alcanzaron 3.099 focos de quema, y en el transcurso del año se reportaron 17.823 focos de quema. Los municipios que concentran la mayor cantidad de focos de quema son San Matías, San Ignacio de Velasco, Concepción y El Carmen Rivero Torrez”, indicó la jefa de bomberos de la Gobernación.