Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 27 de enero de 2022
  • Actualizado 16:25

PLATAFORMA TUNARI SIN FUEGO ASEGURA QUE URGE CONTROL EN LA RESERVA NATURAL

Incendio quema serranía en Tunari; en Santa Cruz hay 276 focos de calor

Al menos 80 voluntarios, Bomberos y vecinos trabajaron durante más de siete horas para sofocar el fuego que se propagó rápidamente a causa de los fuertes vientos.

Una gran cantidad de humo se observa en la zona del incendio.         NOÉ PORTUGAL
Una gran cantidad de humo se observa en la zona del incendio. NOÉ PORTUGAL
Incendio quema serranía en Tunari; en Santa Cruz hay 276 focos de calor

Un voraz incendio que se inició ayer después de mediodía, posiblemente por una fogata encendida en el Parque Nacional Tunari, quemó toda una serranía cerca de la planta hidroeléctrica, afectando arbustos y especies nativas. El fuego se propagó rápidamente por los fuertes vientos, informó anoche Javier Bellott, de la plataforma Tunari Sin Fuego.

“Cuando llegamos al lugar e hicimos una indagatoria, pudimos averiguar que el incendio se generó a causa de una fogata encendida por personas que estaban quemando algo en el río, presumimos que fue una fogata o alguien que estaba quemando ropa de un difunto”, puntualizó.

Los incendios afectan también a Santa Cruz, especialmente a 12 áreas protegidas, según reportó El Deber.

Durante la jornada de ayer se notificaron 276 focos de quema en este departamento y en el mes suman 11.979 focos, según El Deber.

SIN CONTROL Bellott hizo hincapié, nuevamente, de que no existe control en el Parque Tunari ni señalización que indique a las personas que llegan hasta esta reserva natural que está prohibido encender fogatas, pese a que se realiza este pedido desde hace una semana a la Gobernación de Cochabamba.

“Urge control, vigilancia, además de un plan de comunicación de la Gobernación y los municipios, pidiendo que la gente no encienda ningún tipo de fogata cerca del Parque, porque en este momento con el calor todo el material está seco y es altamente combustible”, puntualizó Bellott.

Insistió en que es necesario que haya control y monitoreo permanente, porque los constantes incendios están agotando a los bomberos y a los voluntarios que deben ir casi cada día a sofocar el fuego en el Parque Tunari.

La jornada de ayer, por ejemplo, se movilizaron unas 80 personas, debido a que el fuego avanzó “en forma impresionante”, que pudo haber afectado la planta de tratamiento de Jove Rancho y la planta hidroeléctrica.

Lo lamentable, insistió Bellott, es que no existe control ni señalización que prohíba que se prendan fogatas, “hay mucha gente que se baña, hace picnic, parrilladas y hasta queman ropa de sus difuntos”.

Por su parte, el director del Parque Tunari, Luder Jiménez, confirmó que los fuertes vientos propagaron el fuego en forma instantánea que como saldo dejó una serranía quemada.

Aseguró que Sernap fue el primer grupo en llegar como respuesta rápida y sofocó el fuego en la parte norte “y los grupos de voluntarios ayudaron a apagar el fuego en la parte sur”.

El incendio se inició pasado el mediodía y se extendió hasta las 19:30, por el momento no se tiene un dato de la extensión afectada, dijo Jiménez.

Agregó que, como dato preliminar, al menos el 80% de la extensión quemada es pajonal y el resto especies nativas arbustivas como tola y aliso.

En las tareas participaron ayer el Sernap, Bomberos de la Policía, UGR, SAR Bolivia, GEOS, BEAR, Fuego y Rescate, Andes Extremo y vecinos de la zona, con el apoyo de cisternas de la Alcaldía de Quillacollo.