Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de junio de 2024
  • Actualizado 14:49

Hijo de Evo y Zapata: él lo habría inscrito; nació bien y estaría vivo

Para la Justicia, el menor fue anotado por el líder del MAS en el Registro Civil. En 2016, el expresidente había dicho que ambos “tuvieron un bebé” que murió.
El expresidente Evo Morales y Gabriela Zapata. COMPOSICIÓN OPINIÓN
El expresidente Evo Morales y Gabriela Zapata. COMPOSICIÓN OPINIÓN
Hijo de Evo y Zapata: él lo habría inscrito; nació bien y estaría vivo

Giro en el caso del hijo que tuvieron el expresidente Evo Morales y la empresaria Gabriela Zapata. La Justicia ha contradicho la versión de muerte que sostuvo el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) en 2016, al afirmar que el niño nació con signos vitales y seguiría con vida. 

Dentro del fallo que dio por absuelta a Zapata, en el caso de trata y tráfico, en abril pasado, la Justicia dio por confirmado que el menor “ha nacido vivo”.

Y no solo eso. También dio fe de que el hijo de ambos fue registrado por su propio progenitor, es decir, Evo, ante el oficial del Registro Civil, destacando un aspecto clave: “sin que hasta la fecha se haya registrado alguna probanza de que este menor halla fallecido”.

Esto es que no existe certificado de defunción que indique que el fruto de la relación amorosa entre Morales y Zapata, que en la actualidad tendría 17 años, haya perdido la vida.

Hay que recordar que, en 2016, Evo sorprendió a todos cuando, desde Santa Cruz y en calidad de presidente del Estado, ofreció una conferencia de prensa en la que reconoció su vínculo sentimental con la empresaria y también admitió que ambos fueron padres de un niño.

No obstante, en dicha aparición mediática, Morales expresó que el infante había perecido.

“Evidentemente a Gabriela Zapata la conocí en 2005. La verdad que era mi pareja. En 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente, nuestra mala suerte, ha fallecido. Tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos”.

En otra conferencia de prensa, Morales apuntó a su expareja y deslizó un manto de dudas en torno a las palabras que ella le habría dicho sobre el pequeño.

“Creí en las palabras de la madre de mi hijo. Sin embargo, ahora, que se diga si el niño está con vida, quiero decirles, si está con vida, primero, una alegría para mí. Es como una bendición finalmente si está con vida, aunque me pregunto por qué desde 2007 me ocultaron”.

En el juicio por trata y tráfico del que Zapata ha sido exculpada, ella ha manifestado que, en efecto, el bebé nació, pero que “su padre se lo arrebató”, bajo el justificativo de que le haría tratar de una dolencia.

Hasta el cierre de esta edición, Evo no acudió a las redes sociales para referirse a lo sucedido.

En abril, el Tribunal Cuarto de Sentencia de La Paz resolvió absolver a Gabriela Zapata en un juicio por el delito de trata y tráfico que se extendió por ocho años. La mujer era acusada de haber suplantado al hijo que tuvo con el excocalero.

Del mismo modo que ella, todos los que estuvieron implicados en la causa fueron absueltos. El juicio comenzó en 2017, un año después de que Morales admitiera el hijo de ambos.