Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:06

El Gobierno recuerda que el subsidio es un beneficio enfocado en salud y nutrición y descarta billetera móvil

El viceministro Siles explicó que estudios científicos ayudaron a conformar la composición de este beneficio para madres y niños.
Una mujer con su niño recoge algunos productos del subsidio. DICO SOLÍS
Una mujer con su niño recoge algunos productos del subsidio. DICO SOLÍS
El Gobierno recuerda que el subsidio es un beneficio enfocado en salud y nutrición y descarta billetera móvil

Luis Siles, viceministro de producción industrial, descartó hoy la posibilidad de que el subsidio materno infantil se entregue mediante la billetera móvil o la aplicación “Consume lo nuestro”.

“Es una política e instrucción del presidente Luis Arce cuidar la salud y nutrición de las madres y de las wawas, desde antes de que nazcan y luego con la alimentación complementaria. Por eso no se va a cambiar la modalidad de subsidio prenatal y de lactancia”, señaló la autoridad este mediodía en el programa “Las 7 en el 7” de Bolivia TV.

Durante la semana pasada, activistas y  grupos de madres de familia exigieron que se deje de entregar este beneficio en especie a cambio de un monto equivalente mediante alguna aplicación digital o billetera móvil; esto en el contexto de presuntos sobreprecios en algunos productos del subsidio.

El Gobierno garantizó la probidad en los procesos ligados a este beneficio y encargó una auditoría para despejar dudas sobre las sospechas, pero descartó la demanda.

“La billetera móvil no tiene sentido en este caso, desvirtuaría lo que es el subsidio, que es un beneficio que se sustenta en estudios científicos que señalan qué productos, con qué valores y en qué volúmenes se debe dar a las madres y a los bebés”, manifestó Siles, quien estuvo acompañado de representantes de algunas empresas proveedoras como El Ceibo, Quinuasbol, Soalpro, Granja Samiri y Anapqui, quienes reafirmaron que sus productos pasan por estrictas pruebas de cumplimiento de normas de calidad.

Siles enfatizó en que el subsidio debe verse como un aporte a la salud y nutrición de madres e hijos, y no como una oportunidad de monetizar un beneficio. “Es un proyecto de salud, para reducir la mortalidad materno-infantil y la desnutrición, pero también es un proyecto de desarrollo productivo que ayuda a la industria nacional de alimentos y genera empleos”, concluyó.