Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de febrero de 2024
  • Actualizado 10:26

Gobierno: jubilación no es obligatoria; examen médico dirá si trabajador puede seguir aportando

Docentes y administrativos de la UMSS marchan en rechazo al proyecto de ley de pensiones y jubilación. NOÉ PORTUGAL
Docentes y administrativos de la UMSS marchan en rechazo al proyecto de ley de pensiones y jubilación. NOÉ PORTUGAL
Gobierno: jubilación no es obligatoria; examen médico dirá si trabajador puede seguir aportando

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, ratificó que la edad de jubilación para hombres y mujeres en Bolivia se mantiene en 58 años y dejó en claro que no es obligatoria. 

Sin embargo, la persona que tiene 65 años podrá seguir aportando a la economía del país si cuenta con una certificación y exámenes médicos que den cuenta de que ello es posible. 

“Lo que la ley señala es de que esa jubilación no es obligatoria, sino que también debe tener una certificación de que la persona que ya tiene 65 años pueda seguir aportando a la economía. Eso tiene algún grado de razonabilidad. Si lo puede seguir haciendo, bienvenido, va seguir aportando a la economía”, indicó.

Sin embargo, señaló que, con el nuevo proyecto de ley que mejora las pensiones solidarias para la jubilación, que ya se encuentra en la Asamblea Legislativa (AL), aquellos trabajadores que superen los 58 años y siguen aportando a la economía del país, incluso a los 65, lo podrán seguir haciendo, pero cumpliendo algunos requisitos.

Entre ellos, la certificación mencionada párrafos arriba y un examen médico. 

Montenegro no dio detalles de los estudios que deberá superar el trabajador, ya sea en el ámbito médico o incluso familiar para ello; sin embargo, indicó que se aplicará un “esquema” o una “metodología”, que tiene por fin verificar si el trabajador “puede seguir aportando”. 

“Lo que estamos diciendo, más bien, es que, si alguien tenía que ya jubilarse a los 58 años y ha llegado a seguir aportando con su trabajo a los 65, podemos evaluar si todavía puede seguir aportando. Pues, si el examen médico así lo señala, va a seguir aportando a la economía en el lugar donde esté”, explicó Montenegro, en contacto con el programa Los Hechos Cuentan, difundido por la estatal Bolivia TV. 

Siguió: “Pero también, si no lo puede hacer con la misma solvencia o la misma productividad de antes, entonces es necesario mirar otro espacio para otros trabajadores”. 

El titular de Economía indicó que existe un artículo en la norma propuesta, la cual establece una metodología para verificar si el trabajador puede seguir aportando. 

“Queda claro que hay personas que siguen trabajando después de los 58 y que siguen aportando al país. Lo que sí queremos es que lo puedan seguir haciendo de manera productiva al país, por eso en el proyecto hay un artículo que establece un esquema, una metodología para verificar si puede seguir aportando a la economía del país”, subrayó al respecto.

MIL MÁS

La cabeza de Economía explicó que la nueva normativa modifica y aumenta los aportes solidarios para que los trabajadores puedan incrementar su jubilación “inmediatamente”. 

Esta establece que un trabajador con 35 años de aporte al sistema y una pensión de 4.200 bolivianos incrementará en mil bolivianos sus ingresos, llegando a percibir 5.200. 
 
“Así, varios trabajadores que han tenido en su vida laboral ingresos medianos o relativamente bajos, el aporte solidario, ¿qué es lo que hace? Aumentarle las rentas”, aseveró. 
 
Montenegro fue claro y contundente y ratificó que la jubilación sigue siendo a los 58 años. “En ningún caso está aumentando el año de jubilación”, subrayó, a tiempo de detallar que la fuerza laboral que está por encima de esta edad, no supera el 10%.

JUBILACIÓN PARA LAS MUJERES 

El titular de Economía también recordó que de acuerdo a la Ley 065 de Pensiones, las mujeres trabajadoras con un hijo pueden jubilarse a los 57 años; con dos, a los 56; y, con tres, a los 55 años. 

“Esto desvirtúa y desmiente las noticias tendenciosas que han querido señalar que estamos cambiando la edad de jubilación a los 65 años”, ponderó al respecto.  

FALTA DE INCENTIVOS 

En medio de este polémico debate, Alex Oporto, un médico con más de 40 años de aportes y un proceso de jubilación en marcha, indicó a OPINIÓN que no se siente “incentivado” a jubilarse.

Esto debido a que a pesar de que la nueva propuesta incrementa las rentas de jubilación en mil bolivianos, el problema de fondo continúa siendo los bajos montos de jubilación que, en muchos de los casos, representa apenas el 30% de su total ganado.

Oporto ejemplificó ello, indicando que un médico especialista que gana ente 17.000 y 20.000 bolivianos en edad de jubilación, llegaría a percibir 5.200 con la nueva propuesta, cuando en el viejo sistema de pensiones, las jubilaciones representaban entre el 60% y 70% del total ganado. 

Pidió al Gobierno tratar este tema de fondo y mirar al grueso de la población en proceso de jubilación, la cual opta por dilatar la misma, porque las rentas son extremadamente bajas.