Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:12

Fuertes vientos huracanados y granizada azotan Trinidad

Vientos con una fuerza similar a la de un huracán azotaron la ciudad de Trinidad, ayer sábado, durante 30 minutos, derribando árboles, techos, postes de luz, cableado eléctrico y dejando a decenas de familias sin sus casas precarias.
JUAN DE DIOS-TAXI NOTICIAS
JUAN DE DIOS-TAXI NOTICIAS
Fuertes vientos huracanados y granizada azotan Trinidad

Este fenómeno meteorológico agarró desprevenidos a los trinitarios, quienes en cuestión de cinco minutos -a las 14:30- vieron como su cielo se encapotó y durante media hora fueron víctimas de vientos, acompañados de lluvia y granizada, que arrancó del suelo a casi un centenar de árboles, derribó decenas de postes de luz que provocó la ruptura de los cables de electricidad.
La intensidad de la ráfaga de los vientos logró despegar los techos de varias casas de los barrios más necesitados y provocó accidentes que dejaron como resultado a más de 30 personas con lesiones en la cabeza y el cuerpo, producto de los golpes con objetos que cayeron sobre ellas.
De acuerdo al Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senahmi) los vientos superaron los 100 kilómetros por hora, aunque según la medición preliminar de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) Trinidad, habrían tenido casi el doble de la velocidad.
El periodista trinitario Juan de Dios Peña indicó que este fenómeno fue tan intenso que provocó hasta el vuelque de una avioneta que se encontraba estacionada en uno de los hangares del aeropuerto de esa ciudad; la caída de uno de los postes de reflectores del estadio Gran Mamoré; destrozos en la Gobernación y el derrumbamiento de tinglados de establecimientos educativos.
En los próximos días, las autoridades tendrán una evaluación final sobre los daños ocasionados por estos vientos. Mientras tanto, el gobierno central está entregando carpas y vituallas a las familias que perdieron su hogar.