Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 09:52

Fernández arriba a Yacuiba para inaugurar la línea de interconexión eléctrica Juana Azurduy de Padilla

El presidente del Estado, Luis Arce, junto a su homólogo argentino, Alberto Fernández. APG
El presidente del Estado, Luis Arce, junto a su homólogo argentino, Alberto Fernández. APG
Fernández arriba a Yacuiba para inaugurar la línea de interconexión eléctrica Juana Azurduy de Padilla

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, arribó este jueves al aeropuerto de Yacuiba, en Tarija, para dirigirse a la localidad de Yaguacua donde sostendrá una reunión bilateral con su homólogo de Bolivia, Luis Arce. Posteriormente, ambos inaugurarán la línea de interconexión eléctrica “Juana Azurduy de Padilla”.

La línea de transmisión eléctrica en 132 kilovoltios (kV) tiene una longitud de 120 kilómetros (Km), 46,49 km en Bolivia y 73,88 km en Argentina, une la Subestación Yaguacua en el territorio boliviano y la Subestación Tartagal en el territorio argentino, permitiendo el transporte de energía eléctrica con una potencia estimada de 120 megavatios (MW).

La obra demandó una inversión de Bs 364 millones, inició en marzo de 2018 en Bolivia y en mayo de 2019 en el lado argentino.

“Es un honor y una alegría recibir en Yacuiba, Tarija, a nuestro hermano presidente, Alberto Fernández, para entregar una obra de gran importancia para nuestros pueblos, como la Línea de Interconexión Internacional Argentina – Bolivia Juana Azurduy de Padilla", destacó el presidente Arce en un mensaje a través de su página de Facebook.

Para Argentina, "la importación de energía desde Bolivia redunda en una mejora en los niveles de tensión en el área norte del NOA, especialmente en horas de alta demanda", indicaron fuentes gubernamentales, según la agencia de noticias Télam.

Si bien estaba previsto iniciar la exportación en octubre de 2019, los trabajos fueron interrumpidos en 2020, durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez.

En 2021, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), a través de su empresa subsidiaria ENDE Transmisión Argentina S.A. (ETASA), retomó la construcción del tramo en territorio argentino.

La obra fue concluida en octubre de 2022, luego se realizaron las etapas de pruebas en la línea y la generación.

El 13 de marzo, Bolivia empezó a exportar, por primera vez en su historia, 60 MW a Argentina con la posibilidad de llegar hasta 120 MW.