Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:05

Once personas cayeron del cuarto piso y 7 murieron; la universidad ofrece pagar gastos funerarios

La tragedia sucedió en la Universidad Pública de El Alto, UPEA, en medio de la realización de una asamblea estudiantil. La Policía inició investigación. 
Personal de Bomberos realiza el levantamiento de los cadáveres. EFE .
Personal de Bomberos realiza el levantamiento de los cadáveres. EFE .
Once personas cayeron del cuarto piso y 7 murieron; la universidad ofrece pagar gastos funerarios

A siete aumentó la cifra de estudiantes fallecidos este martes al caer desde un cuarto piso luego de que una baranda se rompió en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en La Paz, Bolivia, en unos confusos hechos que las autoridades investigan. 

Los jóvenes asistían a una asamblea extraordinaria estudiantil convocada por el Centro de Estudiantes, reunión que derivó en protestas y se registraron empujones que provocaron que la baranda cediera. 

Tras los hechos, el rector de la UPEA y otras autoridades declararon duelo y anunciaron que pagarán los gastos funerarios, además de formalizar la denuncia de los hechos considerando que no existía autorización para la realización de la asamblea estudiantil. 

El comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, confirmó que la cifra de estudiantes fallecidos ascendió a siete, cuatro hombres y tres mujeres, y las edades comprendían entre los 19 y los 27 años, y que fueron un total de 11 personas las que cayeron tras la rotura de la baranda, uno de ellos logró caer al tercer piso. 

Sobre la investigación del accidente, el comandante Aguilera señaló "que primero se deben establecer las causas que motivaron esa reunión", ya que este tipo de asambleas no están permitidas por la pandemia. 

Aguilera dijo que se analizarán los videos que proporcionó la universidad en los que se ve cómo dos mujeres forcejean y una de ella cae y muere e indicó que en las siguientes horas se citará a la joven que aparece en las imágenes que fue rescatada por otros estudiantes "para escuchar y saber cuáles han sido las versiones" de este suceso. 

Al momento del accidente tres estudiantes murieron por el impacto y los otros cuatro fallecieron en los centros hospitalarios a los que fueron trasladados, donde los heridos permanecen con pronóstico reservado. 

En un comunicado, la Universidad Pública de El Alto lamentó el "accidente fortuito" y señaló que el "hecho se encuentra en investigación por parte de la Policía Boliviana", además, las autoridades del centro educativo también "han instruido una investigación interna". 

También ofrecieron pagar por los gastos funerarios y las necesidades de las familias de los universitarios fallecidos.

Desde distintos sectores se cuestiona por qué se permitió que más de 60 estudiantes se agolparan en un solo piso, sin las medidas de distanciamiento y bioseguridad por la pandemia, y en qué condiciones se permitió la realización de dicha asamblea estudiantil. 

En el edificio de la carrera de Administración de Empresas se realizaba la asamblea estudiantil en la que se discutían cuestiones financieras con las que hubo algunos desacuerdos que provocaron los reclamos de los estudiantes y se presentaron enfrentamientos. 

En varios videos que circulan por las redes sociales se ve a los estudiantes amontonados protestando en los corredores que dan a un salón, donde se realizaba la asamblea, momentos antes de que una de las barandas cediera y los jóvenes cayeran desde el cuarto piso. 

En declaraciones a una radio local, el administrativo de la UPEA, Henry Huanca, señaló que hubo una "asamblea pese a que hay una resolución que prohíbe las asambleas, pero dejan entrar a este grupo de estudiantes (...) hubo una asamblea con enfrentamientos y entre empujones cayeron como siete compañeros". 

El presidente de Bolivia, Luis Arce, lamentó la tragedia ocurrida en la Universidad Pública de El Alto y expresó sus "sentidas condolencias al pueblo alteño y a las familias dolientes. Esperamos el pronto esclarecimiento de los hechos". 

Durante la jornada, expresidentes, diferentes líderes políticos y sociales también han expresado su solidaridad con las familias de los estudiantes y han exigido una pronta investigación de este caso. 

Asimismo, varios candidatos de las elecciones subnacionales del próximo domingo han suspendido sus actividades y cierres de campañas en "solidaridad y respeto" por las vidas que se perdieron en la Universidad Pública de El Alto (UPEA).