Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 23:02

Doria Medina toca campana, es aplaudido por médicos y comunica así que acabó la radioterapia

En marzo de este año, el empresario y político reveló que en 2021 fue diagnosticado con cáncer, noticia que causó sorpresa en la población y que únicamente fue notoria por una leve pérdida del pelo.

El empresario y político Samuel Doria Medina anuncia la culminación de radioterapia. CAPTURA DE VIDEO
El empresario y político Samuel Doria Medina anuncia la culminación de radioterapia. CAPTURA DE VIDEO
Doria Medina toca campana, es aplaudido por médicos y comunica así que acabó la radioterapia

El empresario y político Samuel Doria Medina anunció a través de sus redes sociales la culminación exitosa de la etapa de radioterapia para su tratamiento contra el cáncer.

Con un video en el cual se lo observa muy contento tocando una campanilla, exhibiendo un certificado y saludando al personal médico que lo aplaude, agradeció: "Hoy terminé la etapa de la radioterapia. En este tiempo he aprendido que en la vida hay más cosas que nos unen que las que nos separan. Gracias a mi familia, amigos y a todos ustedes por su apoyo", es el texto que acompaña el video.

 

En marzo de este año, Doria Medina reveló que en 2021 fue diagnosticado con cáncer, sin embargo, al compartir esta noticia ya se encontraba saliendo de la enfermedad tras haber superado el tratamiento.

“Por suerte estoy saliendo de un cáncer. Me detectaron el año pasado ya el tratamiento duro y estoy saliendo adelante. Ya no tengo nada en la vejiga ni en ningún lado del cuerpo”, dijo, en una entrevista en redes sociales con Carlos Valverde.

En ese entonces, informó que atravesó una quimioterapia y que le faltaba el tratamiento de radioterapia, cuyo objetivo fue evitar que el cáncer vuelva a su organismo. También reveló que la enfermedad se le detectó cuando se practicó un examen de salud anual. 

Indicó que los médicos notaron sangre en la orina y establecieron que tenía un problema en la vejiga.

El empresario señaló que atravesó quimioterapias cada 15 días y que estuvo dos meses en esa etapa. Dijo que ese tratamiento lo dejó en “la lona unos tres días” e incluso no tenía fuerza ni para abrir los ojos.

Si bien confesó que le causó miedo la situación, optó por encarar la recuperación con un enfoque metódico, en el cual sabía la necesidad de alimentarse para mejorar, a pesar de que no tenía ganas.

Destacó la mejoría que ha tenido y que incluso ha llegado a correr en la ciudad de La Paz. Confesó que lo único notorio fue la caída de su cabello.