Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:58

Disponen baja de 2 de los 26 policías procesados por motín

El Gobierno presentó la denuncia contra los uniformados el 18 de enero de este año y se espera la determinación si se va a juicio o libera de culpa. 
La movilización de policías en la plaza Principal, en 2019. DICO SOLÍS
La movilización de policías en la plaza Principal, en 2019. DICO SOLÍS
Disponen baja de 2 de los 26 policías procesados por motín

El viceministro de Descolonización, Pelagio Condori, informó ayer que en el desarrollo de las investigaciones del caso motín policial de 2019, en el sistema disciplinario de la entidad verde olivo, ya se tiene a dos efectivos con baja definitiva, 19 con acusación y cinco se mantienen bajo investigación.

Condori recordó que su cartera presentó la denuncia respectiva el pasado 18 de enero en contra de 26 policías.

Entre viernes y el fin de semana se conoció que el Tribunal Disciplinario Superior de la Policía determinó la baja definitiva, sin derecho a reincorporación, del excomandante de la Policía, general Yuri Calderón, y el coronel Nelson Flores, quien era jefe de la UTOP de Cochabamba por haber arrancado y quemado la wiphala, además de promover el levantamiento de los uniformados, establece la sentencia.

Los otros policías, que cuentan con acusación formal, tendrán que someterse a juicio ante la misma instancia disciplinaria de la institución verde olivo para que emita fallo al respecto. 

Para los investigados, la Fiscalía policial debe determinar si pasan a juicio o son liberados de culpa.

El viceministro Condori aseveró que no está en contra de la Policía, sino al contrario valora el trabajo que realiza, pero considera que se debe sancionar “las malas acciones”. 

“No es persecución ni venganza. Tenemos las pruebas suficientes y la población fue testigo de la participación activa de los oficiales que con esa acción arriesgaron la seguridad del país, además de deshonrar a la wiphala”, manifestó.

La ley 101 de la Policía establece como principios que deben cumplir los uniformados el honor, la ética, el deber de obediencia, la disciplina, la autoridad, la jerarquía policial, la cooperación, la lealtad, la solidaridad, la responsabilidad y el secreto profesional.