Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:15

Cinco periodistas del eje son agredidos en menos de tres días y los gremios exigen garantías

Tras las reiteradas agresiones a periodistas de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz en tan solo tres días, el gremio, junto a otras entidades han solicitado se respete el trabajo informativo de los medios de comunicación.
El dirigente de la prensa en Cochabamba junto al periodista afectado de OPINIÓN (I), el reportero de Página Siete al momento de su agresión (m) y el momento previó a la agresión por seguridades de Arce.
El dirigente de la prensa en Cochabamba junto al periodista afectado de OPINIÓN (I), el reportero de Página Siete al momento de su agresión (m) y el momento previó a la agresión por seguridades de Arce.
Cinco periodistas del eje son agredidos en menos de tres días y los gremios exigen garantías

Cinco periodistas, dos de Cochabamba, dos de La Paz y uno de Santa Cruz, respectivamente, fueron agredidos mientras realizaban el trabajo de cobertura de hechos relevantes para cada departamento. Ante esta situación, el gremio, junto a otras instituciones piden que se garantice el trabajo de los medios de comunicación en el país.

El primer hecho sucedió en Santa Cruz este fin de semana, cuando un fotógrafo de El Deber fue agredido física y verbalmente por el cuerpo de seguridad del presidente del Estado Luis Arce por intentar tomar una captura del mandatario el momento exacto en que al primer mandatario se le salió un zapato mientras caminaba en un acto de inauguración de la Expocruz.

“Yo sentí que me empujaban entre más de una persona. Alguien me puso el pie por atrás para que me cayera. En ese momento, en el intento de no llegar al suelo, alcé la cámara y sin querer le di un golpe a uno de los efectivos de seguridad”, relató el periodista sobre el hecho.

El segundo suceso ocurrió ayer por la noche en la plaza 14 de Septiembre de Cochabamba, cuando un equipo de esta casa periodística fue agredido por personas que se encontraban en inmediaciones de la vigilia instalada a favor del alcalde de Cochabamba Manfred Reyes Villa, por grabar una riña entre una persona en aparente estado de ebriedad y otra persona que trataba de alejarlo del sector.

El periodista Miguel Rojas sufrió golpes a causa de grabar dicho episodio e incluso se le intentó sustraer su teléfono móvil, pero, este hecho fue evitado por Nicole Vargas, periodista de OPINIÓN, que evitó el hurto pero que también recibió agresiones verbales y empujones.

Desde la Alcaldía se lamentó el hecho y se disculparon ante OPINIÓN. De la misma forma, representantes de la vigilia instalada en puertas de la Alcaldía lamentaron lo ocurrido y afirmaron que los responsables serían infiltrados del MAS.

Finalmente y de forma mas alarmante, la última agresión registrada en estos tres días ocurrió en La Paz cuando al menos siete efectivos policíales golpearon y arrestaron, Carlos Quisberth, un periodista de Página Siete que se encontraba cubriendo el conflicto de Adepcoca, específicamente en las afueras del hospital donde se encontraba el dirigente Armin Lluta, quien fue encontrado hoy con golpes y heridas.

Quisberth fue trasladado a predios de la Felcc de La Paz. En el lugar, el periodista relató qué fue arrollado por un policía en motocicleta que previamente ya había arremetido verbalmente contra Quisberth. El reportero, al ser embestido por el efectivo, lo empujó, acción que, según los oficiales, justificó su aprehensión.

Al igual que Quisberth, el camarógrafo Santiago Limachi, miembro de una Agencia de Noticias Internacional, junto a su hijo Sergio se vieron afectados por la gasificación en La Paz. 

En un video que ha llegado a la ANPB y a la APLP, se puede apreciar que los efectivos de la UTOP gasifican al camarógrafo Santiago Limachi, a su hijo Sergio y a un grupo de personas; Limachi, quien efectuaba también la cobertura del conflicto, tuvo que recibir apoyo porque fue alcanzado en la pierna por uno de los proyectiles de gas lanzados por los policías.

GARANTÍAS

EL gremio exige garantías. Desde Cochabamba, la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa pidió respetar el trabajo de los medios de comunicación. 

El dirigente de la Federación, David Ovando, anunció que ya se tenían identificados a los responsables del hecho y que los mismos serán denunciados ante la Justicia.

De la misma forma, la Defensoría del Pueblo, a través de un comunicado de prensa, expresó su preocupación con respecto a lo sucedido hoy en La Paz y pidió explicaciones claras a la Policía Boliviana sobre el por que se arrestó a un periodista de un diario paceño.