Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de febrero de 2024
  • Actualizado 01:29

Delator Pinheiro admite que OAS perdió el contrato con Bolivia

Léo Pinheiro, expresidente de OAS.
Léo Pinheiro, expresidente de OAS.
Delator Pinheiro admite que OAS perdió el contrato con Bolivia
El expresidente de la constructora OAS, Léo Pinheiro, procesado por un caso de corrupción millonaria en Brasil, admitió en un testimonio de delación (acusación a cambio de un beneficio en su pena) que esa empresa perdió el contrato que tenía con Bolivia.

Las declaraciones del procesado fueron publicadas por el diario español El País.

"Sin embargo, según Pinheiro, OAS acabó perdiendo el contrato", menciona El País que detalla dos posibles causas para ese fracaso: "Conflictos sociales en la región y el retraso en la concesión del crédito por parte del Bndes".

En Bolivia, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), aseguró que no hubo "ningún proyecto" en el país que favoreció a la constructora brasilera OAS.

La ABC recordó que más bien sancionó a esa empresa, en 2012, debido al incumplimiento de contrato en la construcción de la carretera Villa Tunari - San Ignacio de Moxos y ejecutó la boleta de garantía de la empresa brasileña OAS por 29 millones de dólares.

Según El País, Pinheiro declaró que "el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva le pidió que asumiera las obras de un tramo de la carretera Tarija-Potosí, en Bolivia, y dijo que el presidente Evo Morales "estaría dispuesto a compensar económicamente a la empresa" con otro contrato: la construcción de la carretera de Villa Tunari". 

Pero esa "compensación" nunca ocurrió, según el propio testimonio de Pinheiro. 

El País, admite que la declaración de Pinheiro "llega en un momento en que la Operación Lava Jato está siendo objeto de críticas por su supuesta imparcialidad después que el sitio web The Intecept revelase diferencias en función del color político".

De acuerdo con investigaciones periodísticas recientes, el exjuez y actual ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, conspiró con un grupo de fiscales para forzar la acusación en contra del ex presidente Lula da Silva con este caso.