Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de junio de 2024
  • Actualizado 17:08

Declaran desastre para Cobija y empieza a bajar el nivel del agua

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología extendió la máxima alerta en La Paz y Pando por el incremento del caudal e inminentes desbordes de ríos por las lluvias persistentes.
Pobladores de Cobija se desplazan en canoas por las calles inundadas./ APG
Pobladores de Cobija se desplazan en canoas por las calles inundadas./ APG
Declaran desastre para Cobija y empieza a bajar el nivel del agua

El municipio de Cobija fue declarado como zona de desastre, debido a la inundación a causa del desborde del río Acre, confirmó la alcaldesa Ana Lucía Reis.

La autoridad expresó su preocupación por las familias que tuvieron que evacuar sus viviendas a causa de las inundaciones. Hasta el momento, más de 920 se encuentran afectadas.

“Hay mucho por reconstruir, hay mucho por hacer, (por ejemplo) en la prevención de varios tipos de enfermedades. Necesitamos que la Gobernación de Pando entre en este proceso”, afirmó, según ERBOL. 

El río Acre se encontraba en al menos 17 metros de altura, lo que afectó a 14 barrios y tres comunidades.

Afirmó, además, que se necesita el apoyo de instituciones para recuperar lo que queda en las casas.

El periodista Enrique Navala mencionó que el nivel del agua tuvo un descenso y, por lo tanto, algunas familias aprovechan para regresar a sus casas y tratar de limpiar y rescatar lo que pueden.

“Las aguas han descendido en diferentes puntos de Cobija, son 16 barrios afectados. Se instalaron 9 albergues, hay tres comunidades afectadas en total”, indicó Navala a Urgente.bo.

Sin embargo, El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) extendió la máxima alerta en los departamentos de La Paz y Pando, debido al incremento del caudal e inminentes desbordes de ríos por las lluvias persistentes.

En el departamento de Pando, la alerta está vigente hasta el lunes 11 de marzo.

ROBOS

En el barrio Mapajo, en el centro del municipio de Cobija, apenas se observan los techos de las viviendas que quedaron bajo el agua, como consecuencia del desborde del río Acre. Varias familias dejaron sus posesiones en sus casas, y los ladrones aprovechan esta situación.

En el barrio Villa Montes el panorama es similar. Aprovechando la ausencia de los dueños de las casas, ladrones ingresan y se llevan lo que encuentran.