Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 01:46

Disponen libertad condicional a Gabriela Zapata y debe dejar la cárcel de Miraflores

La acusada por el caso CAMC habría salido del penal al promediar las 15:15 de este lunes, según informaron medios cruceños.

Gabriela Zapata, durante una audiencia judicial.
Gabriela Zapata, durante una audiencia judicial. ARCHIVO
Disponen libertad condicional a Gabriela Zapata y debe dejar la cárcel de Miraflores

Un juez determinó la libertad condicional para Gabriela Zapata, expareja del expresidente Evo Morales, quien se encontraba cumpliendo una condena de 10 años en la cárcel de Miraflores por el caso denominado tráfico de influencias ocurrido entre 2011 y 2013.

La determinación se dio el pasado viernes 26 de noviembre en una audiencia de libertad condicional a solicitud de la defensa de la procesada. El juez Cuarto de Ejecución en lo Penal, Abraham Aguirre, confirmó a ERBOL lo dispuesto.

“(Gabriela Zapata) ha tramitado la libertad condicional cumpliendo los requisitos, entonces, se ha emitido la resolución correspondiente y también de mandamiento de libertad condicional”, sostuvo el jurista.

Entre los requisitos que cumplió Zapata se encuentran: clasificación en el periodo del sistema progresivo para su reinserción social, dos terceras partes de la condena, vocación para el trabajo o estudio, un domicilio de residencia y buena conducta durante el último año.

Zapata se encontraba encarcelada por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, asociación delictuosa, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado, contribuciones y ventajas ilegítimas y uso de bienes y servicios públicos.

“La interna Gabriela Zapata es la que ha tramitado la libertad condicional”, precisó Aguirre.

ANTECEDENTES
El “caso Zapata”, que involucró al expresidente Evo Morales en supuesto tráfico de influencias con su expareja Gabriela Zapata, la construcción de un nuevo Palacio de Gobierno y denuncias de malos manejos de recursos del Fondo Indígena sumaron contra del gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) en ese entonces.

En una anterior entrevista con Opinión, la analista política Marisol Bilbao la Vieja identificó estos como los principales temas que le restaron apoyo al Primer Mandatario.

El caso Zapata fue más allá de la denuncia de tráfico de influencias y develó la supuesta existencia de un hijo, de quien luego se estableció que no hubo.

Las investigaciones sobre irregularidades en el uso del dinero dispuesto para obras del Fondo Indígena, que se relacionó con dirigentes afines al MAS, fue un tema que antes puso en tela de juicio al Gobierno.

A estos se sumaron otros hechos que fueron cuestionados, como la construcción de un nuevo edificio de Gobierno y más.

A pesar del escándalo desatado y en medio de argumentos contrarios, militantes del MAS realizaron la proclama oficial de Morales como su candidato presidencial para las elecciones de 2019.

Representantes de distintas organizaciones defendieron al Gobierno.

En julio de 2016, el exfiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, informó que el Ministerio Público prácticamente tiene concluida la investigación que involucra a la expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata, por el presunto delito de uso indebido de indebido de bienes.

La autoridad dijo que el Ministerio Público está en condiciones de presentar la "resolución" respecto a las investigaciones en el caso Zapata referido al uso indebido de bienes del Estado.

"La comisión de fiscales está en condiciones de presentar esa resolución. Ha sido concluida (la investigación)", manifestó Guerrero.

Zapata permaneció detenida en la cárcel de Miraflores acusada de cometer más de 10 delitos, entre los que se destacan falsedad material e ideológica, asociación delictuosa, trata y tráfico de personas, uso indebido de influencias y de bienes, enriquecimiento ilícito, entre otros.