Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de septiembre de 2021
  • Actualizado 07:10

Dan baja definitiva a un coronel de la Policía acusado de dirigir el motín de Cochabamba en 2019

En ese momento indicó que el movimiento no había terminado y que pedía el apoyo de la población para arrancar del gobierno un documento que cubra las reivindicaciones de las bases y que la Policía Boliviana recupere la imagen y el prestigio nacional.
Motín policial en la UTOP de Cochabamba, en noviembre de 2019. DICO SOLÍS
Motín policial en la UTOP de Cochabamba, en noviembre de 2019. DICO SOLÍS
Dan baja definitiva a un coronel de la Policía acusado de dirigir el motín de Cochabamba en 2019

El Viceministerio de Descolonización informó este sábado que el Tribunal Disciplinario Departamental de Cochabamba de la Policía Boliviana dio baja definitiva al teniente coronel Nelson Flores Claros, acusado de ser cabecilla del motín policial, durante la crisis social y política de noviembre de 2019.

Esa entidad informa que la determinación surgió en atención a la demanda interpuesta por el viceministro Pelagio Condori Yana, por haberlo encontrado responsable de cometer faltas graves previstas en el Artículo 13 numeral 15) y artículo 14 numeral 3) y numeral 10 de la Ley N° 101 del Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana.

Durante el discurso de esa ocasión, Flores agradeció el apoyo de la población por no haberlos abandonado. "Nosotros como institución hemos cumplido con nuestra sociedad, hemos logrado sacar a un gobierno que, por 13 años, ha cometido muchas cosas, nosotros hoy hemos cumplido con la población", dice en los videos que circula en las redes sociales.

En ese momento indicó que el movimiento no había terminado y que pedía el apoyo de la población para arrancar del gobierno un documento que cubra las reivindicaciones de las bases y que la Policía Boliviana recupere la imagen y el prestigio nacional.

Los policías desconocían con este acto, al entonces comandante general de la Policía Boliviana, general Yuri Calderón Tapia por haber mellado la dignidad institucional y someterlos al servicio de un partido político. También desconocía al director de la FELCN, coronel Maximiliano Dávila y otros jefes policiales de la época.

Una similar determinación fue comunicada ayer por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, separando definitivamente al excomandante Yuri Calderón por la comisión de faltas graves como el "instigar o liderar motines, huelgas, suspensión o interrupción del servicio, como actos de protestas o medidas de presión".