Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 18:33

HAY 2.400 HECTÁREAS EXCEDENTES, LA MAYORÍA EN YUNGAS, EL TRÓPICO Y NORTE DE LA PAZ

Crecen en 10% los cultivos de coca y la erradicación se frena

El último informe de monitoreo elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) genera preocupación en la Unión Europea. El 79% de la superficie donde no hubo intervención está en el Trópico.

INFOGRAFÍA
INFOGRAFÍA
Crecen en 10% los cultivos de coca y la erradicación se frena

Los cultivos de hoja de coca se incrementaron en un 10% el año pasado, en comparación con la gestión 2018 mientras que las tareas de erradicación se vieron frenadas por diferentes factores y representaron un 18% del total esperado. Los efectos se hicieron evidentes en las áreas naturales protegidas.

Los datos corresponden al Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca que elaboró la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y que causa preocupación en la Unión Europea (UE).

Según los datos que se dieron a conocer ayer, la superficie cultivada se incrementó en 2.400 hectáreas (ha.), es decir que de 23.100 ha., en 2018, subió a 25.500 en 2019.

De acuerdo con el documento, las regiones de los Yungas de La Paz, el trópico de Cochabamba (que incluye zonas productoras en Santa Cruz y Beni) y el Norte de La Paz acumulan el 64, 34 y 2 % de las áreas cultivadas en el país, respectivamente. Esto significa que tienen 16.296, 8.769 y 468 hectáreas de cultivos.

Sud Yungas (La Paz) incrementó 597 ha. y alcanza a 10.374 mientras que Carrasco (Cochabamba) subió 720 y el total es de 3.842 ha.

Combinando el uso de imágenes de satélite con información recogida en trabajos de campo, la UNODC detectó un incremento en la superficie de cultivos de coca en estas tres regiones productoras.

En el caso de los Yungas de La Paz, el incremento fue del 9%; en el trópico de Cochabamba fue del 13% y en la región del Norte de La Paz, el 44%.

EL ANÁLISIS El representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan, explicó, según EFE, que hay dos explicaciones para esta situación. Están los conflictos sociopolíticos de octubre y noviembre de 2019 y la pérdida de "relevancia" del autocontrol de las organizaciones dedicadas a la producción de cultivos de coca.

Desde 2017, Bolivia amplió la superficie de los cultivos legales de la planta de 12.000 a 22.000 hectáreas, de las cuales 14.300 son para La Paz y 7.700 para Cochabamba, sin embargo se identificaron 25.500, lo que supera lo permitido por la Ley General de la Coca, promulgada en marzo de 2017.

"Se expresa la preocupación por el incremento del 10% en la superficie de áreas de cultivo de hoja de coca en Bolivia, con diferente intensidad en las regiones productoras", señala la UE, en un comunicado de prensa.

Advirtió que con este dato "se confirma una evolución negativa que se ha constatado en los últimos años y que desde 2018 ha roto la tendencia anterior de reducción desde 2011".

COMERCIALIZACIÓN El informe también estableció un "rango potencial" para la producción de hoja de coca que está entre las 37.000 y 46.100 toneladas en 2019.

Recoge que al menos 23.877 toneladas se comercializaron en los mercados legales de Villa Fátima (La Paz), el 90% y Sacaba (Cochabamba) el 10%. Desde estos lugares se distribuye a Santa Cruz, que concentra el 38% del total de la producción, y le siguen Cochabamba, Tarija, Potosí y Oruro.

En base a esto, se concluyó que entre el 52 y 65% de la venta de hoja de coca se realizó en mercados autorizados y que el restante 35 a 48 "se comercializó en mercados no autorizados", dijo Rostan.

El precio de la hoja de coca en el mercado de Villa Fátima disminuyó de 12.8 a 12.7 dólares por kilogramo, mientras que en Sacaba aumentó de 9.5 a 10.6.

Ahora, asumiendo que el precio de la hoja de coca en los mercados no autorizados es el mismo que en los legales, la UNODC calcula que el valor de la producción de 2019 alcanzó entre 432 y 534 millones de dólares.

En ese contexto, "es importante destacar que el valor de este producto el 2019 fue equivalente al 1.1% y 1.3% del PIB (Producto Interno Bruto) del país", concluyó el representante de la UNODC.

ERRADICACIÓN El informe también muestra un decremento en la superficie erradicada entre 2018 y 2019, de 11.174 a 9.205 hectáreas.

El año pasado, el 79% de la superficie racionalizada corresponde al Trópico de Cochabamba, 16 % a los Yungas y el Norte de La Paz y 5 % a los departamentos de Santa Cruz y Beni.

Desde 2019, la UNODC realiza la validación de la información de eliminación de cultivos de coca en Bolivia proporcionada por el Gobierno.

De un total de 8.121 ha de cultivos de coca erradicadas reportadas a la UNODC por el gobierno de Bolivia, se validó una muestra de 1.598 ha, de las cuales el 88 % se realizó mediante la identificación en imágenes de satélite, 8% con misiones en campo ex-post (posterior a las tareas del gobierno) y 4% mediante el acompañamiento en campo.

ÁREAS PROTEGIDAS Torsan explicó que hay seis de las 22 áreas protegidas y reservas forestales fueron afectadas por cultivos de coca en 2019, entre ellas el parque Madidi de la Amazonía, en La Paz, emblemático por ser una de las fuentes de mayor biodiversidad del mundo. También están el Amboró, Apolobamba y Cotapata siendo el único parque nacional que registró un decremento fue el Carrasco.
Dentro de las áreas destinadas a regularizar el derecho de propiedad agraria para evitar nuevos asentamientos (áreas saneadas) al interior de los Parques Nacionales de Isiboro Sécure (Polígono 7) y Carrasco (al interior de la línea roja) se identificaron 1.843 hectáreas de cultivos de coca.

"La UNODC se encuentra muy preocupada por el incremento del cultivo de coca en estas áreas protegidas, ya que se está ocasionando un daño grave a estos ecosistemas desforestando y degradando los suelos", mencionó.

El coordinador general de la Secretaria de Coordinación del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid), José Luis Laguna, aseguró, citado por ABI, que, para transparentar la información, el Gobierno nacional no condicionará el trabajo de lucha contra las drogas de la UNODC en Bolivia.

"El Gobierno de Bolivia actual no condicionará ni limitará ninguna acción o actividad de la UNODC para presentar este informe de la manera más abierta y sincera con la situación que vivimos", dijo.

Agregó que para el Gobierno y la Conaltid, que no haya información certera y clara basada en evidencias, sobre narcotráfico, se convierte en una agresión a las poblaciones más vulnerables que son sometidas y víctimas del narcotráfico por lo que el informe “será el punto final y de partida en la política de narcotráfico en Bolivia”.
 

Erradicación

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que las fuerzas del orden iniciaron la erradicación de cultivos ilegales de coca en el Parque Carrasco, en Cochabamba.