Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 22:04

COVID: vacunas llegan al 55% y producción está libre de patentes

El esquema completo, con las dos dosis, lo tiene más de la mitad de la población. Van seis semanas consecutivas de ascenso de contagios y se concentran en seis departamentos. 
Personal de salud prepara una vacuna contra la COVID-19. ARCHIVO
Personal de salud prepara una vacuna contra la COVID-19. ARCHIVO
COVID: vacunas llegan al 55% y producción está libre de patentes

La vacunación contra la COVID-19 alcanzó al 55% de los bolivianos con el esquema completo, es decir con las dos dosis y el Gobierno, a través del Ministerio de Salud, garantiza para toda la población mientras la Organización Mundial del Comercio (OMC) decide liberar las patentes a la producción, lo que se considera como una decisión positiva para los países que no tienen acceso.

La quinta ola de la pandemia muestra un incremento de casos positivos que esta semana tiene un incremento del 38%. Van seis semanas consecutivas de ascenso, según el reporte de la semana epidemiológica 24.

El ministro Jeyson Auza informó que hubo 2.952 nuevos contagios y ningún fallecido, en comparación con la semana pasada que fueron 2.138. La primera semana de la quinta ola fueron 718 casos; la siguiente alcanzó a 1.078 y siguió con 1.301 para llegar a la semana 22 con 1.609.

Los departamentos que concentran los casos son Santa Cruz con un 48.7%; Cochabamba con 16.9%; y La Paz con un 16.5 %, según una nota de prensa del despacho de Salud.

“A pesar del sostenido incremento, no se registró ni un solo deceso a nivel nacional por COVID-19, en plena escalada de casos en la quinta ola”, resaltó Auza.

La tasa de letalidad de la quinta ola epidemiológica es, hasta el momento, la más baja de toda la pandemia con un 0.1% que es siete veces menos, respecto al 0.7% con la que cerró la cuarta ola y 62 veces menor que el 6.2% que se registró en la primera ola.

El Ministerio de Salud tiene la línea gratuita de atención COVID-19. A través del 800-10-1104 se realiza el monitoreo de personas que se encuentran con sospecha de portar la enfermedad.

LA VACUNA

También indicó que, en el marco del Plan Nacional de Vacunación, se aplicaron 14.094.328 dosis y el total de la cobertura fue del 55.4% en el país con las vacunas Sputnik V, AstraZeneca, Sinopharm, Pfizer y Janssen. 

Son seis departamentos que superaron la mitad de personas inmunizadas. Está Tarija con el 63.8%; seguido de Cochabamba con 60.7%; Oruro con 59%; Chuquisaca con 58.4%; Santa Cruz con 57.9%; y La Paz con 52.4%. También está Potosí con 44.9%; Beni con 41.3%; y Pando que llegó al 39.6%.

Al mismo tiempo solicitó a los Servicios Departamentales de Salud (SEDES) del país a aumentar el esfuerzo con la vacunación masiva y gratuita.

El total de las vacunas gestionadas y adquiridas por el Gobierno nacional alcanza a 23.815.500, de las cuáles, hasta el fin de semana, en primera dosis, se aplicaron 6.227.262en favor de salubristas, maestros, personas de la tercera edad, niños, adolescentes, mayores de 18 años y mujeres en gestación. La segunda dosis se aplicó en 5.000.266 mientras la dosis única alcanzó a 998.652; las terceras a 1.641.746 y la cuarta dosis a 226.402.

LÍDER EN LA LUCHA

Auza también explicó que la liberación de las patentes democratizará el acceso a las vacunas, una lucha que fue liderada por el presidente Luis Arce en el mundo para enfrentar una lucha conjunta. 

A su vez, manifestó su complacencia porque en el ámbito internacional todavía existen países que no pueden acceder a las cantidades de vacunas que requiere su población.

“Había varios países que no tenían posibilidad de que les llegue las vacunas, esperamos que esta decisión ayude a democratizar el acceso”, dijo.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países de ingresos bajos, tan solo el 16% de las personas recibieron una única dosis de la vacuna, en comparación con el 80% en los países de ingresos altos.

“Hoy Bolivia tiene el 100 por ciento de las vacunas, eso es algo que nos llena de satisfacción y le da tranquilidad al pueblo boliviano, porque una vacuna administrada es un paciente menos en terapia intensiva, es una persona con vacuna, es una menor probabilidad de fallecer”, agregó.