Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 12:50

COVID: Sucre y Santa Cruz dejan el barbijo; Salud no lo recomienda

Las ciudades flexibilizan el uso ante el descenso de contagios. El ministro Jeyson Auza pide reflexionar y extremar cuidados para evitar un rebrote que se puede confundir con resfrío. 
Un grupo de personas en un evento público. DICO SOLÍS
Un grupo de personas en un evento público. DICO SOLÍS
COVID: Sucre y Santa Cruz dejan el barbijo; Salud no lo recomienda

Las ciudades de Sucre y Santa Cruz de la Sierra son las primeras en flexibilizar el uso del barbijo en espacios abiertos ante el descenso de contagios por COVID-19 en las últimas semanas. La medida no está recomendada por el Ministerio de Salud, desde donde instan a extremar cuidados para evitar un rebrote.

En la capital, fue el Concejo Municipal que aprobó una ley que levanta la obligatoriedad del uso de este implemento de bioseguridad en vías públicas, calles, avenidas, aceras, puentes, pasajes, pasarelas, plazas, parques y áreas verdes “con la condición de que la persona se encuentre vacunada. Sin embargo, sigue siendo imprescindible en ambientes cerrados como hospitales, escuelas, iglesias, instituciones, entre otros, reportó ABI.

El presidente del Concejo, Óscar Sandy, justificó que se quiere dar seguridad a la población para que paulatinamente ingrese a la normalidad y retome su contribución a la reactivación económica.

Dijo también que Sucre es un municipio que vive del turismo y con esa medida lo que se busca es flexibilizar el ingreso de visitantes con absoluta responsabilidad en la contención de la COVID-19.

El registro de nuevos casos positivos ayer en Chuquisaca fue de 4. 

Santa Cruz también levantó la obligatoriedad del uso del barbijo en espacios públicos. El alcalde Jhonny Fernández, según El Deber, alista un decreto municipal para esto, en el marco de la reunión del Centro de Operaciones y Emergencias Municipales (COEM), prevista para el lunes. También se justifica que hubo una baja en los contagios y que la cobertura de vacunación general alcanza al 74%.

En este departamento ayer fueron 19 casos.

La Paz sigue por el mismo camino. Fue la primera ciudad donde se planteó esta medida, sin embargo, no pudo efectivizarse, pero se volverá a plantear la próxima semana, tomando en cuenta que solo ayer se tuvo en el departamento 21 casos. En Cochabamba también se hizo la propuesta, pero no logró el consenso. Ayer tuvo 10 casos positivos de COVID-19.

REFLEXIÓN

El ministro de Salud, Jeyson Auza, pidió revisar la medida para no dar una falsa sensación de seguridad a la población. Reconoció que el país está en un momento donde los casos disminuyeron considerablemente, no se puede generar un mensaje de que la pandemia llegó a su fin.

“Nosotros nos mantenemos en la recomendación de que este es el momento en el que debemos extremar las medidas de bioseguridad, cualquier resfrío debe ser sospecha de COVID-19 y se debe acudir a un centro diagnóstico para descartar está presunción”, manifestó citado por Oxígeno.

La autoridad, asimismo, señaló que ello puede provocar también que se descuiden otras medidas de bioseguridad y hasta se reduzcan los índices de vacunación anticovid.

“Si damos a la población una falsa sensación de que esto (la pandemia) ha concluido, vamos a disminuir los índices de vacunación, vamos a disminuir la posibilidad diagnóstica lo cual nos va a obligar a andar a ciegas en cuanto a la pandemia”, advirtió.

DEMANDAS

La autoridad de Gobierno también se refirió a los pedidos del sector Salud referidas a la suspensión de la Emergencia Sanitaria que rige en el país desde hace dos años.

Afirmó que aún se encuentra a la espera del informe técnico que sustente el pedido. Es el Colegio Médico de Bolivia, a través de sus directivos, que debe presentar la documentación para proseguir con el diálogo, por lo que les pidió “seriedad” y “amplitud” que vaya en beneficio de la población.

“Requerimos que seamos serios al momento de llevar adelante este proceso de encontrar soluciones a las demandas que tienen. Hasta la fecha, después del 18 de abril, donde hemos presentado tres dossieres de documentación, hasta hoy (por ayer) no se cuenta con el informe altamente técnico que debería ser presentado por el Colegio Médico de Bolivia que justifique su primer pedido de suspensión de declaratoria de emergencia sanitaria y la abrogación de la ley”, acotó.

El directorio del Colegio Médico invitó al Ministro de Salud a su reunión que sostendrán el 11 de mayo en la ciudad de Cochabamba, sin embargo, de acuerdo con un boletín institucional de esta cartera de Estado, no dio respuesta al compromiso asumido con el Gobierno para entregar el informe técnico.

Auza reflexionó que una mesa técnica no puede nacer condicionada con paros y amenazas.