Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

COVID-19: preparan retorno a clases tras conocer efectos de Carnaval en 2 semanas

Niños pasan clases en un colegio. ARCHIVO
Niños pasan clases en un colegio. ARCHIVO
COVID-19: preparan retorno a clases tras conocer efectos de Carnaval en 2 semanas

La fiesta del Carnaval llegó a su punto más álgido este fin de semana y feriado por lo que se espera en las próximas dos semanas conocer sus efectos mientras se prepara el retorno de los maestros y estudiantes a las clases presenciales. 

El viceministro de Educación Regular, Bartolomé Puma, informó, citado por Urgente.bo, que el 90% de las unidades educativas pasa clases presenciales en el país y que se analiza que pronto todos los estudiantes regresen a las aulas, ya que además no se reportó ningún contagio de COVID-19 en la comunidad estudiantil ni de maestros desde el inicio de las clases.

“Esto nos da también fortaleza para pensar de que tenemos que volver a las clases presenciales”, indicó.

Puma resaltó que en Beni ya no se pasan clases a distancia, sino presencial y semipresencial, mientras que los colegios de otros departamentos regresan de forma paulatina a las aulas.

La autoridad indicó que  las clases a distancia persisten en las capitales de departamento como La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, y un pequeño grupo de colegios en Oruro y Potosí.

Adelantó que en las reuniones hasta mañana, con las direcciones departamentales se tomarán en cuenta los puntos de vista de diferentes autoridades para tomar una decisión.

La posibilidad de regresar a las clases presenciales se da luego de la desescalada de contagios y aunque se espera el informe sobre un posible aumento de casos por el Carnaval, Puma dijo que es probable que el efecto no sea grave.

Sin embargo, indicó que una dificultad para retornar a las aulas es que en algunos municipios falta el arreglo de la infraestructura.

 “Dificultades tenemos aquí en la ciudad de La Paz, no tanto en los otros departamentos, porque aquí no han hecho el mantenimiento de la infraestructura, ni tampoco del mobiliario, pero creemos que tenemos que acelerar”, indicó.  

Entre tanto, el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, informó que los efectos epidemiológicos de la COVID-19, que se pudieron producir durante las fiestas, se constatarán en al menos dos semanas.

“Han existido aglomeraciones en estos carnavales. Si bien en la mayor parte del país se han aplicado medidas de bioseguridad, hay otros festejos que han dificultado la utilización de estas medidas, los efectos epidemiológicos de estos, se van a ver en las próximas dos semanas”, dijo.

Hasta el 26 de febrero, Bolivia se encontraba en la octava semana del año con disminución del 39% de contagios, la cifra más baja.

Auza dijo también que se espera que el ascenso sea controlado al recordar que la pandemia no desapareció por completo e insistió en que se deben mantener las medidas de bioseguridad y no bajar la guardia.