Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:55

Delitos alrededor de la leche: contrabando deja 54 millones de litros sin vender y golpea al empleo

La leche en polvo es el producto más afectado por el contrabando. Hay más de 100 mil trabajos en riesgo, entre directos e indirectos. Los datos son dados a conocer por OPINIÓN en el Día Nacional de la Leche.
 
Productores de leche en la plaza 14 de Septiembre. DICO SOLÍS
Productores de leche en la plaza 14 de Septiembre. DICO SOLÍS
Delitos alrededor de la leche: contrabando deja 54 millones de litros sin vender y golpea al empleo

La industria de la leche es una de las más azotadas por el contrabando en el país, con una cuantiosa afectación debido a que cada año Bolivia deja de vender más de 54 millones de litros en todo el país a causa de esta actividad ilícita. 

De acuerdo con datos brindados por el presidente de la Cámara Departamental de Industrias y Servicios de Cochabamba (ICAM), Ramón Daza, el principal producto afectado es la leche en polvo, que sufre una caída mensual de más de 200 toneladas métricas, mismas que equivalen aproximadamente a 1.6 millones de litros de leche cruda a nivel nacional.

Entre otros productos afectados están el dulce de leche, quesos y algunas leches saborizadas.

Contrabando de la leche en Bolivia y su afectación. ISMAEL ESCOBAR

SOBRESTOCK
Así como la actividad ilícita del contrabando data de hace varias décadas en el país, también lo hace el sobrestock de este producto en las plantas industrializadas de lácteos.

Según el informe de la ICAM, hay cerca de 3 mil toneladas métricas de leche en polvo acumuladas en el país. Este monto representa aproximadamente 25 millones de litros de leche cruda.

Dicho sobrestock se traduce en un estancamiento y pérdida superior a los 11 millones de dólares anuales en el país. Hecho que influye en la reducción de la cantidad de leche cruda que las plantas industrializadoras reciben de los productores e incluso en el precio a pagar por cada litro.

RECOLECCIÓN
Antes de la agudización del problema del contrabando en el país, se recolectaban 850 mil litros de leche cruda por día durante los siete días de la semana. Sin embargo, este promedio presenta una tendencia decreciente, sin pausa.

En el último año, se registraron varias movilizaciones del sector lechero exigiendo a las autoridades de Gobierno frenar el contrabando que, sumado al bajo consumo per cápita de leche en el país, asfixian a este sector productor.

En septiembre de este año, el presidente de la Asociación de Productores de Leche del Valle de Cochabamba (APL), Jhonny Arce Condo, manifestó que uno de los pedidos más importantes es dar prioridad en el uso de productos locales como materia prima, además de agudizar la lucha contra el contrabando.

Solo en Cochabamba, existen cinco mil productores de leche de los cuales 3.500 entregan su producción a la Planta Industrializadora de Leche, PIL Andina. Sin embargo, el nivel de acopio se vio reducido, sobre todo en los últimos años a causa del sobrestock, causado por las bajas ventas, bajo nivel de consumo lechero y el contrabando.

EMPLEOS
El sector lechero es uno de los que presta mayor nivel de empleabilidad en el país, dando sustento a miles de familias.

El contrabando pone en riesgo más de 2.600 empleos directos en el ámbito de la industrialización. El ingreso económico de más de seis mil familias que se sostienen con la actividad lechera también está en riesgo.

En cuanto a empleos indirectos, son más de 100 mil en toda la cadena logística, que comprende el transporte, almacenaje y puntos comerciales, entre otros.

Productores de leche obsequian sus productos por el Día Nacional de la Leche. DICO SOLÍS

BAJO CONSUMO
Además de competir con los productos de contrabando, el sector lechero debe sostener campañas que buscan fomentar el consumo de leche en el país.

Bolivia es uno de los países en los que se consume menor cantidad de leche per cápita de la región latinoamericana, con poco más de 62 litros por persona cada año.

El contrabando de alimentos en Bolivia se traduce en una pérdida de más de 400 millones de dólares anuales, en ascenso.

Daza señala que, el contrabando es "solo la punta del iceberg" de una red de falencias que hace que la industria se vea en la imposibilidad de crecer a mayor velocidad en el país.

Una debilidad es la legislación contra el contrabando, que considera un delito esta actividad solo cuando los productos hallados infraganti superan las 200 mil UFV. Es decir, alrededor de medio millón de bolivianos trasladados de una sola vez. 

"Pero eso nunca va a pasar, ya que una de las modalidades de contrabando más utilizadas es el 'hormiga´", concluye.

Estos datos son revelados por OPINIÓN precisamente cuando se celebra el Día Nacional de la Leche. El gobernador Humberto Sánchez fue una de las autoridades que se refirió a la importancia de consumir el producto y sus derivados.