Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de mayo de 2024
  • Actualizado 22:22

SITUACIÓN

Con el conflicto aún sin solución, Amparo Carvajal cumplirá su tercera noche en la terraza de la APDHB

Carvajal asegura tener la legalidad y legitimidad para permanecer al frente de la institución defensora de los derechos humanos al igual que Salazar.

Amparo Carvajal, en su tercer día en la terraza./ APG
Amparo Carvajal, en su tercer día en la terraza./ APG
Con el conflicto aún sin solución, Amparo Carvajal cumplirá su tercera noche en la terraza de la APDHB

La activista Amparo Carvajal pasará su tercera noche en la terraza de la sede, ubicada en la zona de Sopocachi de La Paz, a la espera de retomar el control del inmueble como presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB). El conflicto aún no tiene solución.

“Yo no voy a ceder (…) Yo hasta morir me voy a quedar aquí”, dijo la mujer a un grupo de activistas que permanece en vigilia en el ingreso del inmueble desde la “toma” por parte del directorio de Édgar Salazar; en el lugar también existe presencia policial para evitar incidentes.

Carvajal asegura tener la legalidad y legitimidad para permanecer al frente de la institución defensora de los derechos humanos al igual que Salazar.

En pasados días, recibió el apoyo de diferentes personas y políticos de la oposición al igual que rechazo por la decisión de mantenerse en la terraza y quedarse en ese lugar a costa de poner en riesgo su salud por su avanzada edad.  

Durante la tarde de este jueves, los viceministros de Defensa al Consumidor, Jorge Silva, y de Seguros de Salud, Alejandra Hidalgo, intentaron visitarla con médicos para evaluar su situación,  pero un grupo de activistas evitó que se acerquen e incluso mediante una escalera.

“Nos hubiera gustado, junto con el equipo técnico que dispuso el Ministerio de Salud, verificar el estado de salud de la señora Carvajal, no nos lo permitieron y aclarar que no se vino a ejercer una acción forzada”, aseguró Silva.

El defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, cuestionó que debido al conflicto en la APDHB se advierte un “nivel de fragmentación institucional”, debido a que existen seis directorios de asambleas defensoras de derechos humanos a nivel departamental que reconocen a Carvajal, y otras seis representaciones departamentales que respaldan a Salazar, mientras que existe otra que no reconoce a ninguno de los dos.    

Frente a esa situación, se brindó como mediador y gestor de un escenario de diálogo para que ambas partes puedan solucionar el conflicto en el marco de los estatutos internos de la entidad con el objetivo de “recuperar la institucionalidad”.

“El debilitamiento de la institucionalidad de la APDHB lo que va lograr es desproteger también a la población boliviana”, añadió.