Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:58

Cívico Calvo lleva a juicio a Evo por “genocidio y tortura”

Dos juristas explicaron sobre la presentación de una denuncia penal internacional. Para ello, recurren a testimonios de “perseguidos”.
El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo (i), y el exmandatario Evo Morales. ARCHIVO
El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo (i), y el exmandatario Evo Morales. ARCHIVO
Cívico Calvo lleva a juicio a Evo por “genocidio y tortura”

El Comité Cívico Pro Santa Cruz, bajo el mando de Rómulo Calvo, se encuentra en vías de elevar un proceso penal en contra del expresidente Evo Morales y aquellos que acompañaron su gestión, al considerar que el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) y su entorno han incurrido en delitos de lesa humanidad como “genocidio, tortura, terrorismo, encarcelamiento ilícito, desaparición de personas y persecución política”, entre otros.

El Comité dio a conocer ayer sobre el objetivo de llevar a Morales y a sus excolaboradores para que rindan cuentas ante la Corte Penal Internacional (CPI), mediante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El abogado Martín Camacho, uno de los juristas que trabaja el proceso, señaló: “Se van a entregar todas estas pruebas, de más de 14 años de hechos delictuosos cometidos por Evo Morales y el MAS, al secretario general, Luis Almagro”.

Para el cometido, han recurrido a testimonios de presuntas víctimas “torturadas, apresadas y perseguidas políticamente”. Mencionó, entre ellos, a Zvonko Matkovic, quien estuvo encarcelado por el caso Rózsa.

Jorge Valda, quien también se ha involucrado legalmente con la elevación de la demanda, confirmó que la denuncia contra Morales sería por presuntos delitos de lesa humanidad.

El equipo de juristas se valdrá de videos, imágenes y libros para volver consistente la denuncia internacional. “No puede quedar en la impunidad el señor Evo Morales”, dijo Valda.

Este anuncio se da luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) diera a conocer, el 15 de este mes, que la reelección indefinida “no representa un derecho humano”. La oposición entiende que esa resolución ha sido “lapidaria” para el exmandatario, en su intención de promover el discurso del “golpe”.