Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

Corte Internacional de Justicia fallará este jueves sobre el caso de las aguas del Silala

Para el vocero del Silala, Sebastián Michel, el fallo de la CIJ sobre las aguas del Silala establecerá que las mismas son de “disfrute mutuo” entre Bolivia y Chile.

Una niña boliviana bebe agua del Silala. ARCHIVO
Una niña boliviana bebe agua del Silala. ARCHIVO
Corte Internacional de Justicia fallará este jueves sobre el caso de las aguas del Silala

Bolivia conocerá este jueves el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el estatus de las aguas del Silala y analistas vaticinan resultados poco favorables para los bolivianos.

Para el vocero del Silala, Sebastián Michel, el fallo de la CIJ sobre las aguas del Silala establecerá que las mismas son de “disfrute mutuo” entre Bolivia y Chile.

“Los jueces van a decir: dentro de la soberanía boliviana existe un manantial de aguas llamado Silala, cuya vertiente va a Chile, Chile puede usar, de igual forma que Bolivia, un disfrute mutuo y que este río tiene que ser cuidado por los estados que están aguas arriba y en relación a los que está agua abajo. Eso va a decir el juez, yo creo”, indicó Michel.

Por su parte, el ingeniero civil e investigador Jorge Zambrana anticipó que el resultado de la audiencia de conclusiones no será favorable para Bolivia.

“Chile ha planteado la demanda haciendo creer a la Corte Internacional Justicia (CIJ) de La Haya que las aguas del Silala son un río, para que la Corte de la Haya decrete de que este es un río y que la mitad del agua le pertenece a Chile. Esa es una falsedad, nunca hubo río en esa zona, esta versión no fue desmentida por nuestros delegados”, lamentó.

Por otro lado el presidente del Comité Cívico Potosinista, Ricardo Ramos, responsabilizó a Evo Morales sobre la demanda que interpuso Chile a Bolivia por las aguas del Silala y dijo que el país está en desventaja.

“(En el Gobierno de Evo Morales) no hubo una política de Estado por parte de la Cancillería Nacional, la misma hizo que a esta altura fracase una situación de soberanía respecto a la posición de las aguas del Silala, lo más preocupante es que la irresponsabilidad del expresidente, el señor Evo Morales, ha hecho que el Estado chileno nos demande y estemos en una situación muy complicada”, dijo Ramos.

En su gestión, Morales acusó a Chile de desviar las aguas del Silala hacia su frontera. El vecino país demandó a Bolivia el 2016 ante la  CIJ y argumentó que dichas aguas son parte de un río internacional y por lo tanto tendría derecho sobre el caudal.

El 2018, Bolivia presentó tres contrademandas y consideró que las aguas del Silala fueron canalizadas artificialmente y pidió a Chile una compensación por el uso del flujo adicional.