Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00

ADEMÁS QUE NAVAJAS SE HABRÍA "BENEFICIADO CON ALGÚN MONTO"

Caso respiradores: Fiscalía revela que "desmantelaron” equipos para lograr sobreprecio

El Ministerio Público confirmó que existió sobreprecio en la adquisición de los ventiladores españoles. El fiscal Omar Mejillones aseveró que el exministro de Salud tuvo responsabilidad.

Los respiradores europeos adquiridos por el Gobierno. APG
Los respiradores europeos adquiridos por el Gobierno. APG
Caso respiradores: Fiscalía revela que "desmantelaron” equipos para lograr sobreprecio

Tras concluir la reserva del caso respiradores, el Ministerio Público reveló más datos sobre el esquema de irregularidades que hubo en la adquisición. El fiscal Omar Mejillones confirmó que, de acuerdo con la investigación, hubo sobreprecio, pero también que el mecanismo utilizado por los implicados habría sido “desmantelar” los equipos para poner un costo a cada kit.

El fiscal indicó que, en la entrevista al dueño de GPA Innova, la empresa fabricante de los 170 respiradores, se confirmó que todo el equipo fue vendido en 6.600 euros (unos 7.400 dólares), pero el exministro Marcelo Navajas presentó una factura que señala 28.080 dólares por cada equipo.

“Sí. Evidentemente existe sobreprecio porque el dueño de GPA Innova ha señalado que ha vendido todo el kit en 6.600 euros, un ventilador pulmonar básico y la factura que el ministro Navajas ha presentado asciende a 28.080 dólares por equipo”, detalló el fiscal.

Indicó que, para justificar el costo, lo que hicieron los implicados fue “prácticamente desmantelar el equipo”.

“Es decir, si ha venido el ventilador pulmonar más su kit a 6.600 euros, lo que ellos han hecho es desmantelar los equipos, poner a cada kit un precio, cosa que alcance a los 28.080 dólares y ese es el monto que se hubiera facturado. Sin embargo, el kit, de acuerdo con el contrato que se tiene, es uno solo”, explicó.

Respecto a la posibilidad de que se hayan pagado sobornos, el fiscal recordó que una declaración habla de que se había estipulado el pago de 2.000 dólares para ciertos implicados.

“A través de la investigación se podría establecer que existirían esos montos de dinero, que tendrían que ir repartidos, según lo que han señalado en su declaración, para personal del Ministerio de Salud.

Entonces, todavía no hemos identificado los montos, a cuánto le correspondería a cada quién porque evidentemente ellos no han señalado y no van a señalar seguramente, pero lo que sí es cierto y evidente es que el proceso de contratación de los 170 ventiladores estaba totalmente irregular”.

En cuanto al exministro Navajas, señaló que su responsabilidad recae por hacer efectivo el proceso de contratación que estuvo direccionado sin tener ningún tipo de respaldo técnico. “En todo caso suponemos que también tendría que haberse beneficiado con algún monto de dinero”, agregó.

Mejillones aseveró que la contratación fue direccionada, porque incluso antes de iniciar el proceso de adquisición en Bolivia ya se había anticipado el pago de 250 mil dólares para reservar los ventiladores.

Anteriormente, la distribuidora IME Consulting afirmó que había realizado el anticipo con su dinero, porque contaba con el compromiso de buena fe para que el Gobierno de Bolivia compre los equipos.

El fiscal apuntó que también ha sorprendido en la investigación que la empresa IME Consulting nunca se ha dedicado a realizar este tipo de negocios ni conoce de este tipo de ventiladores pulmonares.

El representante del Ministerio Público dijo que la investigación ya está en el 90% y que faltan tomar declaraciones, como a Luis Buscarons, del Banco Interamericano de Desarrollo, que es la entidad que financió la compra. Dijo que el funcionario debe explicar por qué el organismo dio la “no objeción” a la compra cuando había irregularidades.