Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:49

Cambian a todo el personal de lucha contra el contrabando tras denuncias de corrupción

Un grupo de militares junto a camión incautado. VLCC
Un grupo de militares junto a camión incautado. VLCC
Cambian a todo el personal de lucha contra el contrabando tras denuncias de corrupción

Tras las últimas irregularidades que involucran a efectivos militares, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, afirmó que se decidió cambiar a todo el personal que se encargaba de las tareas de la lucha contra el contrabando en el país.

Esta acción obedece a una reestructuración que se busca encarar en el Comando Estratégico Operacional de Lucha Contra el Contrabando (CEOLCC) para combatir las actividades ilícitas en las fronteras del país.

Según Novillo, citado por ERBOL, en busca de un trabajo eficiente se removió al mando tanto militar, mando intermedio y todos los que pertenecían a la gestión pasada.

Explicó que la decisión se tomó en una evaluación conjunta con el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas y el Viceministerio de Defensa.

En pasados días, varios uniformados fueron sorprendidos en una casa de citas ilegal de Oruro consumiendo bebidas alcohólicas, mientras que el vehículo oficial del CEOLCC, se encontraba estacionado fuera del local.

En otro hecho irregular, la Policía sorprendió a tres militares en estado de ebriedad a bordo de un vehículo con placa oficial de las Fuerzas Armadas (FFAA). Luego de una inspección, se pudo comprobar que pertenecían a la fuerza anticontrabando. También está la denuncia de consumo de sustancias ilícitas como la marihuana. Los casos fueron reportados en La Paz, Cochabamba y Oruro.

Novillo perfiló que en el marco de la reestructuración se adquieran nuevos equipos para enfrentar al contrabando. Equipos técnicos de varios países se encuentran asesorando a Bolivia en la variedad de equipamiento.

En Bolivia se detectaron al menos 30 puntos ilegales de ingreso de contrabando en las diferentes fronteras, donde existen grupos organizados que al ser sorprendidos atacan a los uniformados y reaccionan con violencia.