Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de mayo de 2024
  • Actualizado 17:06

Camacho seguirá encarcelado y Gobernación lo ratifica en su cargo

El gobernador de Santa Cruz debe permanecer en el penal de máxima seguridad por cuatro meses, desde el 30 de diciembre pasado. Está acusado por el delito de terrorismo.
Una imagen de la aprehensión  del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho./ APG
El gobernador Luis Fernando Camacho (c), en una fotografía de archivo. EFE
Camacho seguirá encarcelado y Gobernación lo ratifica en su cargo

Una jueza ratificó ayer el encarcelamiento preventivo por cuatro meses contra el gobernador de la región de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho, investigado por la crisis de 2019 en Bolivia, informó EFE.

Tras conocer la resolución de la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, el secretario de Justicia de la Gobernación de Santa Cruz, José Luis Terrazas, señaló que Camacho sigue ejerciendo el cargo.

Terrazas, citado por El Deber, agregó que Camacho seguirá en el cargo mientras dure su detención preventiva, “desde el lugar donde esté”.

AUDIENCIA

En una audiencia virtual que duró más de siete horas, la jueza Rosmery Pabón consideró "improcedentes" las apelaciones presentadas por la defensa de Camacho, que pedía la cesación de la detención preventiva, y también de las entidades acusadoras que demandaban la ampliación de su encarcelamiento a seis meses.

Pabón recordó que el Ministerio Público tiene seis meses para desarrollar los actos investigativos en cualquier acusación, pero consideró que "los elementos expuestos para determinar" la detención preventiva por cuatro meses tienen "la suficiente logicidad jurídica".

También consideró que "aún existe la necesidad" de que Camacho "guarde la detención preventiva", por lo que resolvió confirmar lo dispuesto por el juez Sergio Pacheco en la audiencia cautelar del pasado 29 de diciembre, un día después de la detención del gobernador cruceño.

Durante la audiencia de esta jornada, los representantes de la Fiscalía, el Ministerio de Gobierno (Interior) y la Procuraduría General del Estado, que son algunos de los acusadores en el caso llamado "Golpe de Estado I" por el que Camacho fue detenido, expusieron sus argumentos para pedir que se amplíe la prisión preventiva por seis meses.

Mientras que la defensa del Gobernador reiteró sus denuncias de vulneraciones a sus derechos e insistió en que la resolución que dispuso su encarcelamiento preventivo careció de fundamentación y es una copia exacta de la imputación de la Fiscalía contra el opositor.

El Gobernador tuvo un par de minutos para hablar durante la audiencia, en la que por momentos hubo tensiones entre los abogados defensores y las instituciones que le acusan, además de algunas interrupciones de personas ajenas al proceso que manifestaron apoyos e insultos hacia Camacho.

En su intervención, Camacho negó que pueda influir en la investigación del caso aprovechando su calidad de Gobernador regional, como lo denunciaron sus acusadores.

El argumento del Gobierno y la Fiscalía para la detención del opositor es que no quiso presentarse a declarar en su momento, ante lo cual el opositor sostuvo que las veces que fue notificado para dar su declaración, hubo suspensiones por diferentes motivos y no porque él mismo lo quisiera.