Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 16:32

Bolivianos están entre los fugitivos de Sudamérica que más busca Interpol

En la actualidad, hay 73 notificaciones rojas para dar con el paradero de delincuentes de Bolivia que deben ser enjuiciados o cumplir condena por la comisión de diferentes ilícitos.
Un equipo de intervención de Interpol. Harald Nooij INTERPOL
Un equipo de intervención de Interpol. Harald Nooij INTERPOL
Bolivianos están entre los fugitivos de Sudamérica que más busca Interpol

Delincuentes argentinos, brasileños, paraguayos, colombianos y bolivianos, en ese orden, son los que tienen más notificaciones rojas emitidas por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), debido a que fugaron.

En la actualidad, hay 7.306 notificaciones rojas para dar con el paradero de antisociales de todo el mundo que deben ser enjuiciados o cumplir una condena.

“Una notificación roja es una solicitud a fuerzas del orden de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar”, de acuerdo con información oficial de Interpol.

921 de esa totalidad de alertas son para fugitivos de origen sudamericano (Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Colombia, Venezuela, Brasil, Uruguay, Paraguay y Ecuador).

Hablando solo de los prófugos sudamericanos de la justicia, la mayoría (el 84%) son de cinco nacionalidades: argentinos, brasileños, paraguayos, colombianos y bolivianos.

En la actualidad, hay notificaciones rojas para dar con 401 antisociales procedentes de Argentina, 115 de Brasil, 106 de Paraguay, 79 de Colombia y 73 de Bolivia.

El resto de países de esta región del continente tiene menor número de fugitivos. Hay 46 alertas rojas para encontrar a delincuentes peruanos, 35 para chilenos, 28 para uruguayos, 18 para venezolanos y 14 para ecuatorianos.

BOLIVIANOS

Con base en las cifras de Interpol, casi el 1% de alertas mundiales que están vigentes ahora son para dar con delincuentes de origen boliviano.

En detalle, la base de datos de Interpol especifica que 12 fugitivos de Bolivia que busca son de sexo femenino y el resto masculino.

Entre los varones que fugaron de la justicia hay desde jóvenes, hasta gente de la tercera edad.

Por ejemplo, uno de los prófugos de mayor edad tiene 73 años y se llama José Antonio Benitez Buais, quien cometió “abuso sexual con acceso carnal agravado”.

El número de violaciones cometidas por esa persona aún es “indeterminado”, según la institución argentina que solicitó su captura internacional.

El más joven de los fugitivos es Eltan Abalos Caihura, un tarijeño de 24 años que es acusado de traficar sustancias controladas en territorio argentino.

Respecto a las mujeres bolivianas, la docena de fugitivas tiene entre 27 y 55 años de edad.

La más joven de todas, por ejemplo, es Verónica Gonzales Arce, de Cliza (Cochabamba), y la buscan por traficar estupefacientes en Argentina, de acuerdo con información compartida por la Interpol. Miriam Tórrez Poma es la de mayor edad y nació en Coroico (La Paz). Es acusada de “asociación ilícita”. Supuestamente, ejecutaba abortos, bajo el consentimiento de mujeres, mediante la venta irregular de sustancias medicinales, también en Argentina.

Según la instancia que la procesa, carecía de “autorización para ello” y ejercía de manera ilegal la profesión médica.

Datos

Notificaciones

Las notificaciones codificadas por colores son avisos internacionales sobre fugitivos y delincuentes, entre otros. La información se almacena en una base de datos conocida como el Sistema de Interpol de Información Criminal.

Delitos a menores

La base de datos internacional de Interpol sobre explotación sexual de niños utiliza sofisticados programas de comparación de imágenes para establecer conexiones entre víctimas, abusadores y lugares. El objetivo es identificar, localizar y detener a los perpetradores, y evitar que las víctimas sufran más daños.

Huellas

Los usuarios autorizados en países miembros pueden consultar, presentar y cotejar registros en la base de datos de huellas dactilares de Interpol, a través de un Sistema Automático de Identificación Dactilar de fácil manejo.

Bienes

La Interpol también tiene información procesada sobre bienes hurtados. Las obras de arte, las embarcaciones y los vehículos de motor robados probablemente acaben siendo objeto de tráfico ilícito entre fronteras. Por esa razón, esta entidad internacional maneja datos mundiales y asiste a la comunidad de las fuerzas del orden en el proceso de identificación de bienes robados y aumentan las posibilidades de su recuperación.

Objetivo

El propósito de estas bases de datos es mejorar la recopilación e intercambio de información policial, apoyar las investigaciones y realizar un mejor análisis de las redes delictivas, conduciendo así a la identificación y detención de sus líderes y financiadores.