Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 12:18

Asamblea que preside Carvajal quiere nuevo directorio, pero ella ve "paralelismo"

El vicepresidente de la APDHB, Édgar Salazar, recriminó a la activista porque, según dijo, "ella debió denunciar la violación a los derechos humanos, las masacres y los delitos de lesa humanidad que se cometieron en 2019". 
Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos. ERBOL
Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos. ERBOL
Asamblea que preside Carvajal quiere nuevo directorio, pero ella ve "paralelismo"

Representantes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) convocaron a un congreso ordinario para mañana viernes, con el objetivo de elegir a la nueva directiva y a un nuevo titular de esa institución. Amparo Carvajal, actual presidenta, advirtió que con esa convocatoria habrá "paralelismo" en la institución.

Según el vicepresidente de la APDHB, Édgar Salazar, en este encuentro participarán representantes los nueve departamentos, más la regional de El Alto, que tendrán la misión de elegir a los sucesores.

“Creemos que el día de mañana se ha de tomar una decisión sabia dentro del marco de la unidad y del marco de nuestros estatutos”, afirmó el dirigente, quien dijo que al menos 50 confirmaron su asistencia.

Consultada al respecto, la presidenta de la APDHB, Amparo Carvajal, afirmó que Salazar “tiene el derecho” de realizar ese tipo de convocatorias y, pese a que no la reconozcan como una de las fundadoras de la institución, cuenta con la “legalidad civil y política” para dirigirla.

“Él (Edgar Salazar) tiene derecho a hacer todas (las elecciones) paralelas que guste, ¿yo por qué voy a atacar?”, dijo, y recordó que los principios de la APDHB es la “independencia política-partidista”.

Con relación a la situación de Carvajal, Salazar mencionó que el congreso podría tomar una decisión debido a la participación que tuvo durante la crisis que atravesó el país en 2019 y los hechos de violencia en Senkata, El Alto, y Sacaba, Cochabamba.   

“Como cabeza de la organización, en su debido momento, (Carvajal) debió denunciar la violación a los derechos humanos, las masacres y los delitos de lesa humanidad que se cometieron en 2019 en el país”, sostuvo Salazar.