Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 15:35

Arce: hallazgo de mega campo de gas es el regalo de Navidad y de la Pachamama

El pozo Boicobo Sur X-1 es más rico que el campo Margarita. A finales de 2021 iniciará la explotación para entrar en producción. Cuestionan gestión de Jeanine Áñez en hidrocarburos y pérdidas millonarias.
El presidente Luis Arce, durante una conferencia de prensa. APG
El presidente Luis Arce al anunciar el descubrimiento del nuevo pozo. APG
Arce: hallazgo de mega campo de gas es el regalo de Navidad y de la Pachamama

El presidente Luis Arce celebró el descubrimiento del mega campo hidrocarburífero Boicobo Sur X-1, ubicado en la región de Huacaya en Chuquisaca, y que cuenta con una reserva aproximada de 1 TCF (trillón de pies cúbicos) de gas, lo que lo hace más rico que el campo Margarita, que se descubrió en 1998 y en la actualidad es uno de los más grandes del país.

Dijo que se constituye en un regalo de Navidad para la economía de Bolivia y de la Pachamama, según ABI.

 “Esa es la feliz noticia que quería aprovechar este 24 de diciembre como un regalo de nuestra Pachamama, a todo el pueblo boliviano que ha estado pues durante este año bastante restringido con muchos problemas y que, al final, poco a poco hasta inclusive la Pachamama nos está dando señales muy positivas”, manifestó.

Precisó que la exploración del pozo estaba a cargo del consorcio Repsol, Shell y Pan American, desde 2015, que comenzó el proceso para tener este descubrimiento, con la autorización para la  exploración. En  2016 se presentó el proyecto y en octubre de 2019 se comenzó la perforación que culminó con éxito el 2 de diciembre de 2020, a una profundidad de 5.057 metros.

Arce manifestó que los trabajos tenían un presupuesto de cerca de 102 millones de dólares y que se invirtió como 74 millones.

Aclaró que el pozo está en fase de preparación para la explotación y todo apunta que hasta finales de 2021 ya va a entrar en producción.

YPFB está por iniciar en Pando un bloque de perforación para la investigación de recursos hidrocarburíferos, específicamente en el área del Mamoré, mientras que las exploraciones tradicionales en Santa Cruz y Tarija se mantienen en busca de nuevos yacimientos.

MALA GESTIÓN

Entre tanto, el director general del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia, afirmó que Bolivia registró pérdidas millonarias durante este año por la "mala" gestión de la expresidenta Jeanine Áñez en el sector de hidrocarburos.

En marzo de este año, Áñez aceptó disminuir las exportaciones de gas boliviano a Brasil mediante una adenda al contrato entre las empresas petroleras YPFB y Petrobras.

"Realmente fue una muy mala decisión, en su momento, realizar esa reducción tan drástica que afectó de sobremanera a la economía en su conjunto", dijo Arandia a Bolivia Tv.

El acuerdo suscrito por la administración de Áñez estableció un volumen mínimo de entrega de 14 millones de metros cúbicos día (MMm3d) y un máximo de 20 MMm3d. En el contrato anterior regía un volumen máximo era de 30,08 MMm3d y el mínimo, de 24 MMm3d.

"Esa reducción del 33 por ciento en el volumen máximo exportado, obviamente, que llega a afectar al crecimiento económico", sostuvo.

A octubre de este año, el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) registró una tasa de variación acumulada negativa de 9.56%, con relación a similar período de 2019. La contracción económica es ligeramente menor a la registrada en agosto de 2020 (-11.26%).

Por su parte, el presidente Ejecutivo de YPFB, Wilson Zelaya, informó que la paralización del proyecto Yarará X-1 en el gobierno de Áñez generó un perjuicio económico que oscila entre los $us 6 y 7 millones en un año.

"Se provocó un perjuicio al país al no poner en producción al pozo Yarará X-1, porque de diciembre de 2019 a diciembre de 2020 prácticamente se quedó el país sin la posibilidad de tener esa producción de petróleo que, si calculamos, aproximadamente en un año el perjuicio asciende entre 6 y 7 millones de dólares", explicó.

El proyecto de perforación del pozo exploratorio Yarará X-1, ubicado en el municipio de Yapacaní, departamento de Santa Cruz, se inició el 14 de septiembre del 2019.

Según inspecciones técnicas realizadas los pasados días, la estatal de hidrocarburos anunció que la perforación del pozo exploratorio Yarará X-1 (YRA-X1) tiene un potencial de 13.7 millones de barriles de petróleo (MMbo) y 76.8 billones de pies cúbicos de gas natural (BCF).

El pozo Yarará X 1 alcanzará una producción de 400 barriles por día de petróleo.

"Luego de los estudios que se hacen durante la perforación y las pruebas que se realizaron, han llegado a la conclusión que el beneficio, solo de este pozo, alcanzará a una producción de 400 barriles por día de petróleo", agregó.

El plan de inversiones considera la perforación de dos pozos exploratorios adicionales.

"Se continuará estudiando el pozo, se desarrollará un (estudio) de la sísmica 3D y se prevé la perforación del Yarará X2 y X3, que será a partir de 2021 y con esto se pretende alcanzar para producción entre 1.200 y 1.500 barriles de petróleo, muy importante para la producción de diésel, principalmente", sostuvo.

La producción de petróleo será evacuada inicialmente a la Planta Sirari, próxima al pozo, ubicado en la provincia Ichilo del departamento de Santa Cruz.