Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 06:43

La ANP reclama justicia para periodistas secuestrados en Guarayos, en octubre de 2021

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que representa a los principales medios impresos de Bolivia, expresó su profunda preocupación por el lento avance en las investigaciones del secuestro de seis periodistas “que linda con una reprochable impunidad”.

Algunos de los periodistas que fueron secuestrados por avasalladores en Guarayos. Captura Red Uno
Algunos de los periodistas que fueron secuestrados por avasalladores en Guarayos. Captura Red Uno
La ANP reclama justicia para periodistas secuestrados en Guarayos, en octubre de 2021

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que representa a los principales medios impresos de Bolivia, expresó su profunda preocupación por el lento avance en las investigaciones del secuestro de seis periodistas “que linda con una reprochable impunidad”.

“Han transcurrido 220 días desde el momento en que periodistas enviados a una propiedad rural localizada en la provincia Guarayos, en el departamento de Santa Cruz, fueron secuestrados, torturados y amenazados de muerte por unos 80 encapuchados, pero al presente solo dos responsables materiales de tal hecho guardan detención preventiva”, señala el comunicado de la ANP.

Los acontecimientos registrados el 28 de octubre de 2021, en los cuales también se afectó a trabajadores agrícolas y policías, se inscriben en medio de muchos expedientes de agresiones a periodistas y medios de comunicación sin atención oportuna y sin el debido proceso, agrega.

La ANP se solidariza con los directivos de la Asociación de Periodistas de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra que impulsan un proceso judicial, y elevará su queja ante las organizaciones internacionales defensoras de los Derechos Humanos y de la libertad de expresión.

“La ANP exige a la Policía, la Fiscalía, al Poder Judicial y al Defensor del Pueblo que atiendan con urgencia un tema de interés nacional que pretende archivarse en el olvido, mientras las víctimas esperan acciones de justicia y una oportuna reparación de daños”, finaliza el comunicado.