Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 21:59

Analistas ven que la economía seguirá siendo el reto de Arce en segundo año

En contrapartida, entienden que la atención del Mandatario en cuanto a las vacunas y el manejo de las herramientas frente a la pandemia ha sido eficiente.
Luis Arce, presidente de Bolivia. Foto: Captura Btv
Luis Arce, presidente de Bolivia. Foto: Captura Btv
Analistas ven que la economía seguirá siendo el reto de Arce en segundo año

Luis Arce asumió la Presidencia de Bolivia el 8 de noviembre de 2020 con grandes retos por la crisis social, política y sanitaria. Hoy se inicia el segundo año de su gestión de Gobierno. En ese contexto, dos analistas señalan que la polarización y el tema económico continuarán en la agenda 2022. En contrapartida, entienden que la atención del Mandatario en cuanto a las vacunas y el manejo de las herramientas frente a la pandemia ha sido eficiente.

El analista Rafael Archondo señala: “Su mayor motivo de orgullo es hasta ahora la detención de Jeanine Áñez (...), a quien mantiene en un limbo jurídico prolongado”, expresó Archondo a Urgente.bo

La expresidenta está con detención preventiva por la crisis politica de 2019 en una cárcel de La Paz desde marzo, ya son casi ocho meses de su reclusión.

Explica que este pasado afecta en la convivencia política entre el Gobierno y la oposición. “Mientras se alimente la polarización, es muy difícil emprender otras metas dado que el gobierno carece de los dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional”, explicó.

En tanto, para el politólogo Marcelo Arequipa, “el principal problema para el país va por dos lados". "Es una creación del problema de las clases, la disputa golpe-fraude. Es un problema basado en los hechos, la justicia y la violencia en el país”.

"El Gobierno no ha sintonizado con la población más extendida, y que hemos entendido que la crisis política fue resuelta en las elecciones de 2020", dijo.

DESAFÍO ECONÓMICO

Sobre los desafíos para esta nueva etapa, ambos consideran que el principal pendiente es la cuestión económica.

“El principal problema del país sigue siendo el rezago económico y la ausencia de un modelo de desarrollo que armonice las necesidades humanas con la conservación de los recursos naturales. Mientras se sostenga el modo tradicional de explotación del capital natural de Bolivia, las posibilidades de encaminar un desarrollo diferente están en riesgo”, explica Archondo.

Arequipa entiende: “No hay una recuperación de la economía, sino una estabilización, no es decrecimiento”.

“Puede atender la crisis económica con crecimiento, no solo con estabilización. Segundo, debe llevar adelante una agenda social importante, vinculada con la educación y la justicia, no relacionada con los juicios políticos, sino con la inseguridad judicial y las denuncias contra los operadores”, aseveró.