Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 00:39

Analista: Evo debe olvidar fallo de La Haya porque fue lapidario

La intervención del presidente Evo Morales, en la ONU. EFE
La intervención del presidente Evo Morales, en la ONU. EFE
Analista: Evo debe olvidar fallo de La Haya porque fue lapidario

El analista internacional Álvaro del Pozo dijo que el presidente Evo Morales debe olvidar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya porque fue "lapidario y negativo" para las aspiraciones de tener un acceso soberano al mar y sugirió la construcción de escenarios proclives a una negociación a mediano o largo plazo.

"Es de valientes que los países reconozcan sus derrotas, hemos perdido ante el Tribunal en esa demanda porque aspirábamos a que la Corte diga que Chile tiene la obligación de negociar y la Corte ha sido taxativa: Chile no tiene obligación de negociar", manifestó en una entrevista concedida al canal universitario al día siguiente que Evo Morales pidió ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York la necesidad de cumplimiento del fallo.

Del Pozo -experto en temas internacionales- afirmó que el discurso de Morales es contradictorio porque el resultado fue lapidario para Bolivia. Tildó como antojadizas y faltas de seriedad las interpretaciones del presidente Morales sobre los alcances del fallo.

Cree que los chilenos habrían tomado hasta de manera jocosa lo dicho por el mandatario. "Debieron decir qué bueno que Bolivia pida que el fallo se cumpla, porque el fallo es favorable a Chile y el fallo qué dice:...no tengo que negociar con Bolivia".

Considera que  las autoridades deberían ser sobrias, admitir que lo intentaron y no obstante el apoyo de la sociedad boliviana, la demanda falló. Observa que lejos de aquello, al acudir ante la ONU, Morales le "está haciendo un trabajo a la diplomacia chilena porque estamos pidiendo se aplique un fallo que ha sido negativo para Bolivia".

Sugiere que Morales ya no hable del fallo.  "Tratemos de olvidar y más bien, en base a ese fallo, generar otros caminos para que nos pueda acercar a Chile para, en algún momento, negociar. Sin embargo afirmó que este propósito tropieza con la actual diplomacia boliviana que, en su criterio, es improvisada y no tiene recursos humanos necesarios.

Del Pozo afirmó que la actividad gubernamental más seria que tiene un país es su diplomacia que ejecuta una política exterior, por lo tanto, "mi valoración objetiva es que no tenemos una política exterior y no tenemos personas capaces para ejecutar si tuviéramos una política exterior, por eso nuestras frustraciones en diplomacia", comentó.

Hizo votos para que en la actual época electoral los partidos presenten alternativas para reinventar la política exterior y la diplomacia, tomando en cuenta que Bolivia es un país en vías de desarrollo que necesita proyectarse internacionalmente.