Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:56

Tras alarmas, aclaran que proyecto de ley no alcanza al periodismo; FSTPC pide "reforzar trabajo"

La UIF comunicó que el proyecto de Ley contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas no considera en sus artículos que se pueda pedir que se levante la confidencialidad de reserva de fuentes a trabajadores de la prensa.
Imagen ilustrativa de periodicos. INTERNET
Imagen ilustrativa de periodicos. INTERNET
Tras alarmas, aclaran que proyecto de ley no alcanza al periodismo; FSTPC pide "reforzar trabajo"

Luego de que surgieran manifestaciones de preocupación por parte de entidades que representan al gremio periodístico, con relación a la Ley contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas debido al artículo 11, considerado que podría "vulnerar la libertad de expresión" en el entendido de que tendería a la eliminación del secreto profesional, la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) aclaró esta jornada que el proyecto de esa normativa, que pasó al Senado, no afecta al periodismo "ni incurre en censura".

“La UIF manifiesta enfáticamente que (...) no vulnera la Constitución Política del Estado, ni contiene disposiciones que afecten la libertad de expresión, la labor periodística, ni incurre en censura previa”, indica un comunicado oficial de esa entidad.

Esto llegó en respuesta al pronunciamiento emitido por la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANP) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), instituciones que observaron ese artículo.

La UIF aclaró que el artículo 333 de la Constitución dispone que las operaciones financieras realizadas por personas naturales o jurídicas, bolivianas o extranjeras gozarán del derecho de confidencialidad, salvo en los procesos judiciales en los casos en que se presuma comisión de delitos financieros, en los que se investiguen fortunas y los demás definidos por la ley".

Agrega que el proyecto de ley no contempla en ninguno de sus artículos que la UIF pueda solicitar que se levante la confidencialidad de reserva de fuentes a periodistas, quienes no tienen el deber de informar, ni mucho menos son sujetos obligados ante la UIF, ya que sus actividades no están vinculadas a la intermediación financiera, mercado de valores, seguros, compra y venta de divisas y otros previstos en la propuesta, ni leyes en actual vigencia.

MEJORAR ACCESO A LA INFORMACIÓN

El titular de la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba (FSTPC), David Ovando, previamente a la explicación dada por la UIF, exteriorizó su preocupación y resaltó que la prensa ha sido la causante del descubrimiento de varios hechos escandalosos de corrupción a lo largo de la historia. Y esto no hubiera sido posible sin el secreto profesional, es decir, el cuidado y reserva de sus fuentes.

"Los mayores casos de corrupción en el mundo se destaparon porque la prensa investigó, no porque el Estado y la Policía lo hayan hecho. Lo que debería hacer el Congreso es reforzar ese trabajo y mejorar el acceso a la información", sugirió el dirigente cochabambino.

"La mayoría de los trabajos de investigación de la prensa en la sociedad civil, en el Estado, en las estructuras de Gobierno, tiene esta garantía, en la que el periodista usa fuentes de información, que son personas, documentos, grabaciones, audios, textos, etcétera. El protegido, de acuerdo con la Ley de Imprenta, no puede revelarse", completó.

El sábado, la ANP, a través de un comunicado, mencionó que propuso una excepción en el punto observado, considerando la importancia del secreto en materia de imprenta y las normas de protección constitucional.

“Los términos imprecisos de una norma pueden dar lugar a malas interpretaciones y pueden generar contradicción con el artículo 8 de la Ley de Imprenta que protege el secreto de fuente informativa”, advirtió ese ente.