Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:28

Activan otro proceso contra Calvo; van 19 y presionan para sumar 20

El presidente del Comité pro Santa Cruz debe presentarse hoy ante el Ministerio Público. Es acusado por interrumpir el paso de una ambulancia y dice no tener miedo porque solo es un portavoz.
El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Blanco, durante los bloqueos junto a la Policía. APG
El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Blanco, durante los bloqueos junto a la Policía. APG
Activan otro proceso contra Calvo; van 19 y presionan para sumar 20

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, suma 19 procesos en su contra y uno está en puertas por el delito de sedición, luego de que el sector de los interculturales diera un plazo de 48 horas para iniciar una investigación en su contra, con lo que sumaría 20.

El líder cívico cruceño fue citado para hoy, a las 10:00 horas, por el Ministerio Público, para responder por una denuncia, en el marco del paro multisectorial, por la interrupción del paso de una ambulancia.

Más antes, desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) lo acusaron de ganar 145.500 bolivianos en la Caja Petrolera, donde solo asistió 31 veces a trabajar.

Calvo desmintió las acusaciones a tiempo de asegurar que no tiene miedo y recordar que solo es un portavoz de los ciudadanos.

LAS ACCIONES

La Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia (CSCIOB) emitió una carta al presidente Luis Arce en la que le da 48 horas para detener y enjuiciar a Calvo, según Urgente.bo.

“Hermano Luis Arce Catacora, damos un plazo de 48 horas a su autoridad para que active todas las leyes vigentes en el país para detener al cívico Rómulo Calvo y otros por sedición y privacidad de la población que tiene ganas de trabajar”, dice la parte central de la misiva.

A su turno, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) pidió cárcel para Calvo y el presidente de Comité Cívico Potosinista (Comcipo) por conspirar contra el Gobierno.

También se pronunció en las últimas horas el ministro de Salud, Jeyson Auza, quien informó que se analiza procesarlo por atentado a la salud, considerando que se restringió el acceso a las pruebas y vacunación contra la COVID-19.

Por otro lado, el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto Sur, Nicasio Ríos, acuso a Calvo, el gobernador de Santa Cruz, Fernando Camacho; el ex líder cívico potosino Marco Pumari; y el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, de pretender desestabilizar a Bolivia “por segunda vez” por lo que su sector se  declaran en estado de emergencia, advirtiendo que desde la ciudad de El Alto se va levantar en cualquier momento. 

Asimismo, denunció que para esta movilización estaban trayendo extranjeros, sicarios para que haya más muertes. Además, exigen al Ministerio de Gobierno y a la Justicia detengan a las personas que cometieron delitos en el “golpe de Estado de 2019”.

El fin de semana, el diputado del MAS Rolando Cuéllar explicó al mismo medio que su salario mensual como proctólogo es de 24.250 bolivianos y, de enero a junio, solo se presentó 31 veces a trabajar, según su registro de asistencia, por lo que considera que hay un daño económico de 145.500 bolivianos por no asistir regularmente. Pidió procesarlo por daño económico al Estado y otros delitos.

RESPUESTA

Calvo en contacto con la Red Gigavisión, durante la movilización del sector salud, ayer, respondió a Cuéllar a tiempo de rechazar que se haya ausentado y dijo que tiene todo respaldado y en el marco de la norma.

“Es una forma de querer dañar la imagen. Si yo gano o no es porque he estudiado, he hecho un esfuerzo por seguir superándome. Porque no le piden la boleta a él (diputado) que apenas es bachiller y gana más que cualquiera”, manifestó.

Dijo también que, si por ser el portavoz de la población se va a ganar procesos, se defenderá. Lamentó que la denuncia por interrupción de una ambulancia tenga un lineamiento político.

“Estamos prestos a responder, pero vemos que este proceso me sigue un masista más, todos son serviles y creen que tienen el poder para hacer y deshacer. Soy un ciudadano más, tengo derecho protestar y demostrar el error que cometen las instituciones a través de una institución que saca la cara por Santa Cruz”, agregó.

El abogado del cívico cruceño, Jorge Valda, también se pronunció en una entrevista con El Deber. 

Dijo que las denuncias en contra de Calvo son una nueva arremetida que busca acallarlo, pero ya están acostumbrados. Indicó que es algo rutinario que le instauren procesos, uno de ellos por discriminación y racismo tras la efeméride de Santa Cruz.

“Ninguno de los casos prosperó. Ni siquiera le llegaron a citar”, señaló.