Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 13:12

De Grasse se sienta en el trono de Bolt luego de ganar la prueba de 200 metros

Kenneth Bednarek (19.68, récord personal), Noah Lyles (19.74) y el adolescente Erriyon Knighton (19.93), los tres estadounidenses tuvieron que inclinarse ante la punta de velocidad del canadiense, subcampeón en Río 2016
El momento exacto en que el canadiense Andre de Grasse ganó la medalla dorada tras imponerse en la prueba de los 200 metros. EFE
El momento exacto en que el canadiense Andre de Grasse ganó la medalla dorada tras imponerse en la prueba de los 200 metros. EFE
De Grasse se sienta en el trono de Bolt luego de ganar la prueba de 200 metros

El canadiense Andre de Grasse, amigo personal de Usain Bolt, el campeón olímpico de 100 y 200 en los tres últimos Juegos, heredó del astro jamaicano este último título con un tiempo de 19.62, récord nacional, relegando a Estados Unidos a un triplete secundario.

Kenneth Bednarek (19.68, récord personal), Noah Lyles (19.74) y el adolescente Erriyon Knighton (19.93), los tres estadounidenses tuvieron que inclinarse ante la punta de velocidad del canadiense, subcampeón en Río 2016, que eclipsó por completo al campeón del mundo Lyles.

Como sucedió en los 100 metros, la final de 200 buscaba un sucesor para Bolt, invariable campeón desde Pekín 2008, y el más señalado pretendiente era Noah Lyles, campeón del mundo en ejercicio, que llegaba con el mejor registro mundial del año (19.74) y en posesión de una marca personal de 19.50 (de 2019).

Lyles no perdía una carrera de 200 desde junio de 2019, cuando le batió su compatriota Michael Norman en Roma. Hoy sido derrotado por partida doble.

La omnipresencia del astro jamaicano desde 2008 había privado de títulos a Estados Unidos desde entonces. La última vez que el gigante norteamericano ganó esta prueba fue en Atenas, y además con triplete: Shawn Crawford, Bernard Williams y Justin Gatlin.

En Tokio, pese a no estar su eterno verdugo, Estados Unidos tampoco pudo recuperar la corona del esprint sostenido.