Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 09:39

Sin Dellien ni Castillo, los sueños tricolores se concentran en tres atletas que aguardan su debut

El último en quedar eliminado fue el nadador, quien se despidió dignamente ayer, con el segundo lugar en su serie. Karen Torrez es la siguiente en buscar la gloria.
Karen Torrez y Bruno Rojas, los próximos en entrar en acción. ARCHIVO
Karen Torrez y Bruno Rojas, los próximos en entrar en acción. ARCHIVO
Sin Dellien ni Castillo, los sueños tricolores se concentran en tres atletas que aguardan su debut

A cuatro días de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio, tres representantes bolivianos aguardan el turno de su debut en el torneo más importante del mundo y plantan cara por la Tricolor, luego de una semana llena de emociones varias y adrenalina.

La próxima carta del país en realizar su estreno es la cochabambina Karen Torrez, quien desde las 6:30 (hora boliviana) de este viernes 30 de julio mantendrá atento al público nacional.

Comenzaron con la travesía en suelo nipón cinco bolivianos, mismos que el viernes pasado emocionaron a todos, cuando desfilaron entre la muchedumbre con la bandera en alto.

En el camino han quedado dos fuertes exponentes: el tenista Hugo Dellien (139 del ranking mundial) y el nadador Gabriel Castillo. Este último fue el reciente eliminado. Se presentó ayer en la prueba de 100 metros espalda y cumplió acabando segundo en su serie. Su participación fue muy digna y respondió a las expectativas puestas en un atleta que nunca antes había estado en unos Juegos Olímpicos. No le alcanzó para clasificar en el Centro Acuático de Tokio, pero los 58 segundos y 24 centésimas que marcó en el quinto carril le alcanzaron para cerrar su performance con optimismo pese a las adversidades. De acuerdo con los registros seguidos de cerca por la Federación Boliviana de Natación (Febona), Gabriel concluyó siendo 39 de 41 en la clasificación general.

El Tigre de Moxos fue el primero en estrenarse en grande. Lo hizo el sábado en la madrugada, cuando causó sensación enfrentando con temple al número uno del globo, Novak Djokovic. Los antecedentes favorables con los que el serbio pisó la cancha se cumplieron y la victoria fue suya. Sin embargo, Dellien perdió dando batalla. El partido terminó con un doble 6-2 que se embolsilló el múltiple campeón de Grand Slams.

La presentación del Tigre ante el mejor del planeta mereció la admiración de atletas bolivianos, seguidores del beniano y personajes del país, que se rindieron ante el trinitario.

Ahora, tres aguardan su turno en Tokio. La Sirena Torrez intentará clasificar a la fase definitiva en el mismo recinto en que lo hizo Castillo, con la diferencia de que estará en la prueba de 50 metros libre. Será parte de la serie 6.

Luego, el que entrará en escena será el también cochabambino Bruno Rojas, quien fue nominado por la Federación Atlética de Bolivia (FAB) para completar la delegación. Rojas se estrenará en esta cita olímpica el viernes próximo. Se estima que compita a las 22:35. Bruno, que de Olímpicos ya sabe, pues fue parte de Londres 2012 y demostrará sus aptitudes en los 100 metros.

La paceña Ángela Castro será quien cierre la actuación del equipo. La marchista deberá medirse el 6 de agosto, a partir de las 3:30. El circuito en el que buscará su mejor tiempo será el Parque Odori Sapporo.

Los Juegos llegarán a su fin el 8 de agosto.