Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:13

Talibanes toman último bastión de la resistencia y controlan Afganistán

Después de unos intensos combates, los islamistas indican que tomaron la última provincia de la opositora Frente Nacional de Resistencia.

Artillería pesada de los talibanes en las calles de Afganistán. EFE
Artillería pesada de los talibanes en las calles de Afganistán. EFE
Talibanes toman último bastión de la resistencia y controlan Afganistán

Los talibanes clamaron ayer la conquista de la provincia norteña de Panjshir, la única región del país que no había caído en manos de los islamistas, aunque la histórica resistencia que ha protegido la zona por décadas niega la captura y ha llamado a seguir luchando en todo Afganistán.

Este era el último escollo al que se enfrentaban los talibanes tras la captura de Kabul el 15 de agosto, e hicieron el anuncio el mismo día en que aseguraban la "pronta" formación de un Gobierno interino que no acaba de llegar por "problemas técnicos".

CAPTURA DEL ÚLTIMO BASTIÓN

Los talibanes anunciaron la captura de Panjshir, la única de las 34 provincias afganas que no había caído en manos de los islamistas.

En los últimos días se habían registrado intensos combates entre los insurgentes y las fuerzas opositoras, una resistencia dirigida por el exvicepresidente afgano Amrullah Saleh, autoproclamado nuevo presidente de Afganistán tras la huida del exmandatario Ashraf Ghani del país durante la toma de Kabul, y Ahmad Massoud, hijo del difunto comandante afgano Ahmad Shah Massoud, "el león del Panjshir", una leyenda por haber hecho frente a los soviéticos y a los talibanes.

"La última fortaleza del enemigo mercenario, la provincia de Panjshir, fue completamente conquistada", aseguró en un comunicado el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

De acuerdo con el portavoz, "la provincia de Panjshir ha quedado bajo el control total del Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes)", después de intensos combates durante días.

"Algunos de los rebeldes de la provincia fueron derrotados y el resto huyó", añadió.

El portavoz talibán aseguró ayer que "con este último esfuerzo y victoria, el país ha emergido completamente del torbellino de la guerra, y la gente quiere (ahora) una vida pacífica y próspera en un ambiente de libertad, independencia y prosperidad".

En este momento los combatientes talibanes están despejando el territorio, dijo a EFE el portavoz talibán Bilal Karimi, al tiempo que aseguró que "el enemigo se esconde en las montañas" del valle.

"Un gran número de las fuerzas enemigas y comandantes murieron en Panjshir y algunos de ellos huyeron para esconderse en las montañas, todavía no sabemos quiénes de sus comandantes y líderes murieron y quiénes huyeron", precisó.

El Frente Nacional de Resistencia (NRF), el grupo opositor que combate a los talibanes en Panjshir, ha rechazado, sin embargo, que los insurgentes hayan conquistado la región.

"La afirmación de los talibanes de que ocuparon Panjshir es falsa. Las fuerzas del NRF están presentes en todas las posiciones estratégicas del valle para continuar la lucha", dijo el movimiento en un breve comunicado poco después de que los talibanes aseguraran haber conquistado el territorio.