Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:47

Se rinde el hombre que desató amenaza de bomba cerca del Congreso de EEUU

"Se rindió y no se resistió y nuestra gente pudo detenerlo sin incidentes", dijo el jefe de la Policía del Capitolio, Thomas Manger, en una breve declaración a los periodistas.

Agentes de policía acordonan el perímetro cerca a la Biblioteca del Congreso en Washington. EFE
Agentes de policía acordonan el perímetro cerca a la Biblioteca del Congreso en Washington. EFE
Se rinde el hombre que desató amenaza de bomba cerca del Congreso de EEUU

El hombre que obligó a activar este jueves una amenaza de bomba cerca del Congreso de Estados Unidos se rindió y fue detenido "sin incidentes", confirmó la Policía del Capitolio, que brinda seguridad al lugar.

"Se rindió y no se resistió y nuestra gente pudo detenerlo sin incidentes", dijo el jefe de la Policía del Capitolio, Thomas Manger, en una breve declaración a los periodistas.

El sujeto fue identificado como Floyd Ray Roseberry, de 49 años y procedente de Grover (Carolina del Norte).

Roseberry estacionó a mitad de la mañana una camioneta negra frente a la acera de la Biblioteca del Congreso e informó a un policía del lugar que tenía una bomba, lo que llevó a evacuar los edificios cercanos y acordonar la zona.

Expertos de la Policía iniciaron poco después una negociación de más de cuatro horas con el individuo, quien en un video aparecido en redes sociales exigía la renuncia del presidente estadounidense, Joe Biden, y hablaba de una "revolución".

El jefe policial afirmó que no tienen "indicios" de que el sujeto estuviera actuando en coordinación con otra persona, aunque insistió que ahora es parte de la investigación.

En todo caso, relató que Roseberry ha sufrido "algunas pérdidas familiares", al parecer su madre, y que estaba lidiando "con otros problemas".

Según el jefe policial, el detenido, de acuerdo con sus familiares, no cuenta con historial militar o policial.

En un comunicado difundido posteriormente, la Policía del Capitolio confirmó que no se encontró un artefacto explosivo en el automóvil, pero sí "posibles materiales para fabricar bombas".

La Policía detalló que Roseberry se comunicaba con los negociadores mediante carteles que escribía a mano y exhibía a través de la ventanilla del conductor.

Los agentes le entregaron un teléfono, pero, según Manger, no hubo una conversación por esa vía.

"El sospechoso salió del automóvil por su cuenta y los agentes de la Policía del Capitolio lo detuvieron de forma segura", complementó el comunicado.

La Biblioteca del Congreso se encuentra frente al Capitolio, en el complejo que alberga la sede del Legislativo estadounidense.

En enero pasado, el Capitolio fue asaltado por grupo de seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021) que se negaban a reconocer la victoria de Biden y buscaban detener una sesión en la que se ratificaba la votación a favor del líder demócrata. Ese hecho, causó cinco muertos.

En abril pasado, un sujeto estrelló su vehículo contra una barricada del Capitolio, lo que causó la muerte de un policía y dejó a otro herido.

Los legisladores se encuentran fuera de Washington como parte de las vacaciones estivales y no tienen previsto regresar a la ciudad hasta la próxima semana.