Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 06:43

Pastores latinos son los menos abiertos a la comunidad LGBTQ

Solo el 23% de esa población avala el matrimonio gay, en comparación con el 35% de los blancos y el 37% de los afroamericanos. 
Personas participando en una marcha Orgullo en Nueva York.     EFE
Personas participando en una marcha Orgullo en Nueva York. EFE
Pastores latinos son los menos abiertos a la comunidad LGBTQ
Los pastores latinos de congregaciones protestantes o evangélicas son los menos dados a permitir personas LGBTQ en sus iglesias, según una encuesta divulgada este jueves por la consultora Lifeway Research.

En Estados Unidos, donde es legal la boda entre personas del mismo sexo en los 50 estados, hay unos 570.000 de estos matrimonios, según la Oficina del Censo.

La encuesta a más de 1.000 pastores y pastoras de distintos grupos étnicos y afiliación evidenció que los pastores latinos son el grupo menos propenso a permitir personas LGBTQ en sus iglesias, con solo el 23% avalando esa posibilidad, comparado con el 35% de los blancos y el 37% de los afroamericanos.

Entre los pastores hispanos que aceptan a la comunidad LGBTQ, solo uno de cada tres (35%) les permite posiciones de liderazgo, mientras que el 51% de los pastores de los otros grupos favorece esa postura.

Sin embargo, dice el reporte, la situación cambia cuando la persona a cargo de la iglesia es una pastora.

El 51% de ellas está a favor de que la congregación reciba a personas LGBTQ y el 57% permite que ocupen puestos de liderazgo.

Sin importar la etnia, "existen indicaciones de que, en respuesta al aumento de pedidos de bodas entre personas del mismo sexo, se da un proceso de descubrimiento por parte de las iglesias", afirmó Scott McConnell, director ejecutivo de Lifeway Research.

Ese proceso queda en evidencia en el hecho de que, en general, más pastores aceptan ahora a personas LGBTQ en sus congregaciones que en 2016, cuando Lifeway Research realizó una encuesta similar.

Sin embargo, el 90% de los pastores nunca ha presidido una boda de personas del mismo sexo y el 37% no acepta a personas LGBTQ en sus iglesias, especifica el reporte. Como comparación, entre pastoras, esas cifras son 78% y 15%, respectivamente.

McConnell reconoció que esas diferencias se deben a que "iglesias de diferentes tradiciones interpretan y aplican de diferentes maneras las normas bíblicas de liderazgo y de camaradería en las congregaciones locales".

Según el Inventario Global de Iglesias de Estados Unidos, publicado en mayo pasado por el Universidad Cristiana de Arizona, solo el 4% de las 380.000 iglesias no católicas registradas en Estados Unidos es dirigido por pastores o pastoras hispanos.