Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 11:04

Ortega es elegido para quinto mandato sin reconocimiento internacional

Con una abstención mayor al 80% y con siete candidatos opositores arrestados, una gran parte de la comunidad extranjera no legitima el gobierno sandinista. 

El reelecto presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante una entrevista en 2018. FOTOS- EFE
El reelecto presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante una entrevista en 2018. FOTOS- EFE
Ortega es elegido para quinto mandato sin reconocimiento internacional

El presidente de Nicaragua, el sandinista Daniel Ortega, fue reelegido para su quinto mandato de cinco años y cuarto consecutivo en los comicios generales del domingo, pero no ha logrado el reconocimiento de la mayoría de la comunidad internacional que este lunes desconoció ese proceso.

Alemania, Colombia, Costa Rica, Chile, España, Estados Unidos, Panamá, Reino Unido, la Unión Europea (UE) y Uruguay fueron los primeros en desconocer los comicios nicara- güenses por falta de garantías y falta de competencia ante los arrestos de siete aspirantes a candidatos a la Presidencia por la oposición previo a las votaciones.

Mientras, países aliados de Nicaragua, como Bolivia, Cuba, Irán, Rusia y Venezuela, felicitaron a Ortega por su "legítima" reelección.

OPOSICIÓN: ES ILEGÍTIMO

Para el dirigente de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco de Nicaragua, Juan Diego Barberena, "el régimen es ilegítimo, no solamente porque ha desprovisto todos los elementos para considerar democráticas las elecciones, sino también porque ya no tiene capacidad de resolver los problemas de los nicaragüenses".

Ortega obtuvo el 74,99% de los votos con el 49.5% de las urnas escrutadas, con lo que garantiza su tercera reelección consecutiva y segunda junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, de acuerdo con los datos del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Las cifras oficiales fijaron en el 65.34% la participación en la jornada, lo que contrasta con cálculos independientes, que situaron la abstención en algo más del 80%.

Para Eliseo Núñez, un analista político nicaragüense de tendencia liberal, la pareja gobernante de Nicaragua tiene ahora, luego de los cuestionados comicios, "un problema de credibilidad serio".

"Trataron de poner la mejor cara posible, pero la cara de Rosario (Murillo) en la conferencia de ayer, lo decía todo. Ella sabía lo que estaba pasando", dijo a EFE Núñez, quien se encuentra exiliado en Costa Rica.

ORTEGA OFRECE DIÁLOGO

A juicio de Núñez, Ortega y Murillo encaminan a Nicaragua a un "aislamiento total" de la mayoría de la comunidad internacional.

"Básicamente Ortega ha querido crear un mundo alternativo al margen de lo que sucede en el resto del planeta, y no se da cuenta de que ese mundo solo existe para él y su gente. El resto del mundo ni le cree, ni lo quiere", sostuvo Núñez.

Tanto Barberena como Núñez coincidieron en que el próximo movimiento de Ortega será buscar la legitimidad de su Gobierno en negociaciones, sobre todo con los empresarios, sin embargo, podría enfrentar obstáculos.

"Desde ya rechazamos cualquier maniobra de la dictadura tendiente a procurar legitimidad mediante un diálogo hecho a su medida, con fuerzas políticas y sectores económicos”, señaló la Unidad Nacional Azul y Blanco.