Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:10

ONU pide que el dinero fluya a Afganistán y dar una oportunidad a Gobierno talibán

Reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Afganistán este jueves en la sede del organismo en Nueva York (EEUU). EFE
Reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Afganistán este jueves en la sede del organismo en Nueva York (EEUU). EFE
ONU pide que el dinero fluya a Afganistán y dar una oportunidad a Gobierno talibán

La ONU llamó ayer a permitir que el dinero siga fluyendo a Afganistán a pesar de la toma del poder por parte de los talibanes, a quienes apuesta por dar una "oportunidad" para demostrar que pueden gobernar de otra forma.

La enviada de Naciones Unidas al país, Deborah Lyons, defendió ante el Consejo de Seguridad la importancia de desbloquear los fondos dirigidos a Afganistán para evitar una enorme crisis que puede hacer que el país "retroceda décadas".

"Hay que encontrar, y rápido, una fórmula que permita que el dinero fluya hacia Afganistán para evitar un colapso total de la economía y el orden social. Deben crearse salvaguardas para que el dinero se gaste donde tiene que gastarse y no sea malgastado por las autoridades de facto", señaló. Tras la toma del poder por parte de los insurgentes, numerosos países e instituciones, incluidos Estados Unidos, la Unión Europea o el Fondo Monetario Internacional (FMI) se apresuraron a bloquear temporalmente fondos a Afganistán.

 “Miles de millones de dólares de activos y fondos de donantes han sido congelados por miembros de la comunidad internacional. El objetivo entendible es denegar estos fondos a la Administración de facto de los talibanes. El efecto inevitable, sin embargo, será una contracción económica severa que puede dejar a millones de personas en la pobreza y el hambre", señaló Lyons.

La diplomática insistió en que aislar totalmente al país e impedir la entrada de dinero no hará más que perjudicar a una población que ya vive en una situación extremadamente difícil.

"Debe permitirse que la economía respire durante unos meses más, dando a los talibanes una oportunidad para demostrar flexibilidad y una verdadera voluntad de hacer las cosas de una forma distinta esta vez, sobre todo desde una perspectiva de derechos humanos, género y lucha antiterrorista", dijo.