Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de septiembre de 2022
  • Actualizado 21:36

HALLADO EN CHINA

Nuevo virus Langya: lo que los científicos saben hasta ahora

Es un henipavirus que causa síntomas respiratorios y está relacionado con los virus Nipah y Hendra. Confirmaron que hasta ahora no se propaga entre las personas.
El nuevo henipavirus Langya (LayV).         INFOBAE
El nuevo henipavirus Langya (LayV). INFOBAE
Nuevo virus Langya: lo que los científicos saben hasta ahora

Otra amenaza viral se cierne en China nuevamente. A casi tres años de la aparición del coronavirus SARS-CoV-2, el mismo país encendió las alertas esta semana luego de la identificación de decenas de contagios de un nuevo virus.

Se trata del henipavirus Langya, conocido como “Langya” o “LayV”, que no parece ser tan mortal ni propagarse tan rápidamente como la COVID-19. Ya se ha detectado en 35 personas, según datos de los CDC (Centros de Control de Enfermedades) de Taiwán. De las 35 personas identificadas con el virus, 9 fueron asintomáticas y el resto tuvo síntomas leves. Según los informes preliminares, hasta el momento no hay evidencia de transmisión de persona a persona.

El nuevo henipavirus Langya (LayV) se detectó por primera vez en las provincias nororientales de Shandong y Henan a finales de 2018, pero los científicos no lo identificaron formalmente hasta la semana pasada. El virus probablemente se transmitió de animales a humanos, dijeron los científicos, y la autoridad de salud de Taiwán ahora está monitoreando la propagación.

Los hallazgos de la investigación sugirieron que las musarañas pueden ser un reservorio natural del patógeno. “No hubo contacto cercano o historial de exposición común entre los pacientes, lo que sugiere que la infección en la población humana puede ser esporádica”, según el informe. Pero también advirtió que el tamaño de su muestra “era demasiado pequeño para determinar el estado de la transmisión de persona a persona para LayV”.

Los pacientes eran en su mayoría granjeros y los casos se encontraron con la ayuda de un sistema de detección para personas con fiebre aguda y antecedentes de exposición a animales. “Se necesita más investigación para comprender mejor las enfermedades asociadas con el virus”, según los investigadores de China, Singapur y Australia que participaron en el artículo. Hasta ahora, los casos de henipavirus de Langya no han sido fatales ni muy graves, afirmó Linfa Wang, de la Escuela de Medicina Duke-NUS en Singapur y autor del estudio.

Las zoonosis son enfermedades animales transmitidas a los humanos y comprenden un gran porcentaje de enfermedades nuevas y existentes en las personas, según la OMS. Algunos se pueden prevenir mediante vacunación, mientras que otros mutan en cepas exclusivas para humanos o causan brotes recurrentes.