Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 00:00

HALLAN SIN VIDA A ACTIVISTA DE MARCHAS QUE ESTABA DESAPARECIDA

Miles protestan por muerte de afroamericano y FBI investiga casos de colgados en EEUU

Estos episodios ocurrieron durante la oleada masiva de protestas por el asesinato el pasado 25 de mayo de George Floyd a manos de un policía de Mineápolis.

Miles protestan por muerte de afroamericano y FBI investiga casos de colgados en EEUU

Miles de personas salieron ayer a las calles de Atlanta (Georgia,

EEUU) en repulsa por la muerte hace cuatro días de un afroamericano

por disparos de un agente blanco, mientras que su familia exigió

justicia y cambios en las fuerzas de seguridad.

La bautizada como "Marcha por la Justicia" se desarrolló de manera

pacífica en los alrededores del Capitolio de Georgia, en el centro de

Atlanta, para, según los organizadores, "instar a los legisladores a

confrontar y abordar inmediatamente las fallas sistemáticas en la

justicia penal y en el sistema electoral".

Por su parte, el FBI abrió investigaciones por al menos dos casos de

personas negras que han aparecido muertas colgando de árboles en los

últimos días en diferentes puntos de Estados Unidos, anunciaron ayer

autoridades locales.

Una de estas presuntas víctimas fue Robert Fuller, de 24 años, que fue

encontrado colgado con una cuerda de un árbol la semana pasada cerca

del Ayuntamiento de Palmdale, una ciudad de más de 150.000 habitantes

a las afueras de Los Ángeles.

La hipótesis que se manejó en un primer momento fue el suicidio, pero

sus familiares y activistas han denunciado que eso es imposible y la

causa oficial de su muerte aún no se ha hecho pública.

El caso de la muerte de Fuller ha hecho que otro reciente

fallecimiento en circunstancias similares de un hombre negro, Malcolm

Harsch, de 38 años, volviera a captar atención a nivel estatal y

nacional.

Harsch fue hallado el pasado 31 de mayo presuntamente ahorcado con un

cable USB de un árbol en Victorville, también en California.

Su familia y algunas organizaciones también han descartado que el

hombre de raza negra se suicidase, como en el caso de Fuller.

Otros dos sucesos de negros colgados en árboles, en Houston (Texas) y

en el barrio de Manhattan, en Nueva York, también han ocurrido en los

últimos días, pero no se tiene constancia hasta ahora de que el FBI

los esté investigando.

MALESTAR La marcha de este lunes fue convocada por la Asociación Nacional para

el Progreso de las Personas de Color, conocida por sus siglas en

inglés NAACP, y comenzó en el edificio federal Richard Russell para

culminar en el Capitolio estatal.

La manifestación coincidió con la reanudación del periodo legislativo

en la Asamblea General de Georgia, suspendido desde marzo por la

pandemia del coronavirus.

A la protesta se sumaron, de hecho, varios legisladores estatales

demócratas, así como numerosos líderes negros y otras personalidades.

"Vamos a tomar el Capitolio todo los días hasta que los legisladores

hagan su trabajo", declaró el reverendo James Woodall, presidente de

la NAACP de Georgia, sobre las reformas que piden para evitar casos de

brutalidad policial.

Al final de la protesta, un centenar de manifestantes bloqueó algunas

calles del centro de la ciudad, sin que se reportaran actos de

violencia o arrestos.

Más tarde se conoció que la activista Oluwatoyin "Toyin" Salau, que participó en las recientes marchas contra el racismo y la brutalidad policiaca en Tallahassee, la capital de Florida, fue hallada muerta tras ser reportada como desaparecida desde el pasado 6 de junio. El cuerpo de Salau, de 19 años, fue hallado el sábado pasado junto al de otra mujer, Victoria Sims, de 75 años, al parecer también activista, detalló este lunes la Policía de Tallahassee en un comunicado.

Rayshard Brooks, de 27 años, murió el pasado viernes tras recibir dos

disparos en la espalda por parte de un agente de la policía de Atlanta

en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida tras

resistirse a ser detenido por supuestamente conducir ebrio.

Las autoridades fueron llamadas porque Brooks supuestamente se había

quedado dormido en su vehículo, que estaba parado en el carril del

servicio de comida para llevar del local Wendy's, donde ocurrieron los

hechos.

El suceso fue captado en tres videos distintos y desencadenó la

dimisión de la jefa de Policía de la ciudad, Erika Shields, y el

despido del agente blanco que disparó, identificado como Garrett

Rolfe.